Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Información de la salud de búsqueda   

Monitoreo de la insuficiencia cardíaca en el hogar

Qué esperar en el hogar

El hecho de conocer su cuerpo y los síntomas que le dicen que su insuficiencia cardíaca está empeorando le ayudará a estar más saludable y fuera del hospital. En casa, debe vigilar los cambios en su:

  • Frecuencia cardíaca
  • Pulso
  • Presión arterial
  • Peso

Cuando está atento a los signos de advertencia, puede detectar problemas antes de que se vuelvan demasiado graves. Algunas veces, estos chequeos simples le recordarán que olvidó tomarse una píldora o que ha estado tomando demasiado líquido o consumiendo demasiada sal.

No se le olvide anotar los resultados de sus propios chequeos en el hogar para que pueda compartirlos con su médico. El consultorio del médico puede tener un "telemonitor", un dispositivo que usted puede usar para enviar la información automáticamente. Una enfermera revisará los resultados de sus propios chequeos con usted en una llamada telefónica semanal.

A lo largo del día, pregúntese:

  • ¿Está mi nivel de energía normal?
  • ¿Tengo más dificultad para respirar cuando estoy realizando mis actividades cotidianas?
  • ¿Estoy sintiendo la ropa o los zapatos apretados?
  • ¿Se me están hinchando los tobillos o las piernas?
  • ¿Estoy tosiendo con más frecuencia? ¿La tos suena productiva?
  • ¿Tengo dificultad para respirar en la noche?

Éstos son signos de que hay demasiado líquido acumulándose en su cuerpo. Será necesario que usted aprenda a reducir la ingesta de líquidos y de sal para evitar que estas cosas sucedan.

Revisarse su peso

Usted debe conocer cuál es su peso adecuado. El hecho de pesarse le ayudará a saber si hay demasiado líquido en su cuerpo. También podría descubrir que está sintiendo su ropa y zapatos más apretados de lo normal cuando hay demasiado líquido en su cuerpo.

Pésese todas las mañanas en la misma balanza cuando se levante: antes de comer y después de usar el baño. Cerciórese de estar usando ropa similar cada vez que se pese. Anote su peso todos los días en una tabla, de manera que pueda llevar un control.

Llame al médico si su peso aumenta más de 2 a 3 libras en un día o 5 libras en una semana. Llame igualmente al médico si pierde mucho peso.

Revisarse la frecuencia cardíaca y el pulso

Sepa cuál es su frecuencia de pulso normal. El médico o la enfermera le dirán cuál debe ser la suya.

Usted se puede tomar el pulso en el área de la muñeca debajo de la base del dedo pulgar. Use su índice y el tercer dedo de la otra mano para encontrar su pulso. Utilice el segundero de un reloj y cuente el número de latidos durante 30 segundos. Luego duplique ese número. Ese es su pulso.

El médico puede darle un equipo especial para verificar su frecuencia cardíaca.

Revisarse la presión arterial

El médico puede solicitarle que lleve un registro de su presión arterial en el hogar. Cerciórese de conseguir un dispositivo casero bien ajustado y de buena calidad. Muéstreselo al médico o a la enfermera. Probablemente tendrá un manguito con un estetoscopio o una lectura digital. Practique con su médico o enfermera para constatar que esté tomando la presión arterial correctamente.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • Está cansado o débil.
  • Se siente con dificultad para respirar cuando está activo o cuando está en reposo.
  • Está presentando sibilancias o teniendo problemas para respirar.
  • Tiene una tos que no desaparece. Puede ser seca o tratarse de una tosecilla o puede sonar productiva y arrojar esputo rosado y espumoso.
  • Presenta hinchazón en pies, tobillos o piernas.
  • Tiene que orinar mucho, especialmente en la noche.
  • Ha subido o bajado de peso.
  • Presenta dolor y sensibilidad en el abdomen.
  • Tiene síntomas que cree podrían ser a causa de los medicamentos.
  • Su pulso, o latido cardíaco, se pone muy lento o muy rápido o no es regular.
  • Su presión arterial está más alta o más baja de lo que su médico dice que es normal para usted.

Referencias

Mant J, Al-Mohammad A, Swain S, Laramée P; Guideline Development Group. Management of chronic heart failure in adults: synopsis of the National Institute For Health and Clinical Excellence guideline. Ann Intern Med. 2011 Aug16;155(4):252-9.

Greenberg B and Kahn AM. Clinical assessment of heart failure. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald'sHeart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Saunders; 2011:chap 26. 

Jessup M, Abraham WT, Casey DE, Feldman AM, Francis GS, Ganiats TG, et al. 2009 focused update: ACCF/AHA Guidelines for the Diagnosis and Management of Heart Failure in Adults: a report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines: developed in collaboration with the International Society for Heart and Lung Transplantation. Circulation. 2009 Apr 14;119(14):1977-2016. Epub 2009 Mar 26.

Riegel B, Moser DK, Anker SD, Appel LJ, Dunbar SB, Grady KL, Gurvitz MZ, Havranek EP, Lee CS, Lindenfeld J, Peterson PN, Pressler SJ, Schocken DD, Whellan DJ; American Heart Association Council on Cardiovascular Nursing; American Heart Association Council on Cardiovascular Nursing; American Heart Association Council on Clinical Cardiology; American Heart Association Council on Nutrition, Physical Activity, and Metabolism; American Heart Association Interdisciplinary Council on Quality of Care and Outcomes Research. State of the science: promoting self-care in persons with heart failure: a scientific statement from the American Heart Association. Circulation. 2009 Sep 22;120(12):1141-63.


Actualizado: 9/5/2012
Versión en inglés revisada por: Michael A. Chen, MD, PhD, Assistant Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
Print    Email
Patient & Visitor Guide