Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Información de la salud de búsqueda   

Alta tras artroplastia de rodilla

Nombres alternativos

Artroplastia total de rodilla - alta; Artroplastia de rodilla - alta; Reemplazo total de rodilla - alta; Artroplastia tricompartimental de rodilla - alta

Cuando usted estuvo en el hospital

Le practicaron una artroplastia de rodilla para reemplazar todo o parte de los huesos que constituyen la articulación de la rodilla. El cirujano extirpó y reformó los huesos dañados para luego poner la nueva articulación artificial de rodilla en su lugar. Usted debe haber recibido analgésicos y aprendido cómo cuidar la nueva articulación.

Qué esperar en el hogar

Cuando llegue a su casa, usted debe ser capaz de caminar con un caminador o con muletas sin necesidad de mucha ayuda. Usted posiblemente necesite usar estas ayudas para caminar hasta por tres meses. También debe poder vestirse únicamente con un poco de ayuda, así como subirse y bajarse de la cama o de una silla solo. Igualmente, debe poder usar el inodoro sin mucha ayuda.

Con el tiempo, usted debe ser capaz de volver a su nivel anterior de actividad. Será necesario que evite algunos deportes, como el esquí alpino, o deportes de contacto como el fútbol americano y el balompié. Pero debe poder realizar actividades de bajo impacto, como hacer una caminata, cultivar un huerto o jardín, nadar, jugar al tenis y jugar al golf.

Un fisioterapeuta puede visitarlo en el hogar para verificar que la casa esté organizada con seguridad mientras usted se recupera.

Arreglo de la casa

Su cama debe ser lo suficientemente baja como para que los pies toquen el suelo cuando se siente en el borde. Mantenga la casa libre de peligros de tropiezos.

  • Aprenda cómo prevenir caídas. Retire los cables o cuerdas sueltas de áreas por donde pasa para ir de un cuarto a otro. Retire las alfombras sueltas. No tenga mascotas pequeñas en su casa. Empareje las diferencias de alturas entre pisos en las puertas. Tenga una buena iluminación.  
  • Haga de su baño un lugar seguro. Instale pasamanos en la bañera o en la ducha y al lado del inodoro. Coloque un tapete antideslizante en la bañera o la ducha.  
  • No lleve nada en las manos cuando salga a caminar; puede necesitarlas para ayudarse con el equilibrio.

Coloque las cosas donde sean fáciles de alcanzar

Prepare su casa para que no tenga que subir escaleras. Algunos consejos son:

  • Coloque una cama o use una alcoba en la planta baja.
  • Tenga un baño o un inodoro portátil en el mismo piso donde pasa la mayor parte del día.

Puede necesitar ayuda para bañarse, usar el inodoro, cocinar, hacer mandados y compras, ir al consultorio médico y hacer ejercicio. Si no tiene a alguien que le ayude en la casa durante las primeras 1 o 2 semanas, pregúnteles al médico o al personal de enfermería sobre un cuidador entrenado que vaya a su casa para ayudarlo.

Actividad

Utilice su caminador o muletas como el médico le indicó que los usara. Dé paseos cortos con frecuencia. Use zapatos que ajusten bien y con suelas antideslizantes. No use tacones altos.

Haga los ejercicios que el fisioterapeuta le enseñó. El médico y el fisioterapeuta le ayudarán a decidir cuándo ya no necesitará muletas, un bastón o un caminador.

Pregúntele al médico o al fisioterapeuta respecto al uso de una bicicleta estática y la natación como ejercicios adicionales para fortalecer los músculos y huesos.

Trate de no sentarse por más de 45 minutos a la vez. Levántese y cambie de sitio después de 45 minutos si va a estar sentado un poco más.

Precauciones

  • No tuerza ni gire el cuerpo cuando esté usando un caminador.
  • No se trepe a una escalera de mano ni taburete con peldaños.
  • No se arrodille para recoger algún objeto.
  • Al acostarse en la cama, mantenga una almohada debajo del talón o tobillo, NO de la rodilla. Es importante mantener la rodilla estirada: trate de permanecer en posiciones que no la flexionen.

El médico, el personal de enfermería o el fisioterapeuta le dirán cuándo puede empezar a poner peso sobre la pierna y cuánto peso está bien. El momento para comenzar a soportar peso dependerá de qué tipo de articulación de la rodilla tiene, pero es importante no empezar hasta que el médico le diga que es seguro hacerlo.

No cargue nada que pese más de 5 a 10 libras (de 2 a 5 kilos).

Aplique hielo en la rodilla durante 30 minutos antes y después de una actividad o ejercicios, lo cual disminuirá la hinchazón.

Cuidado de la herida

Mantenga el apósito (vendaje) sobre la incisión limpio y seco, y cámbielo sólo si el cirujano le indicó que lo hiciera. Si lo cambia, siga estos pasos:

  • Lávese bien las manos con agua y jabón.
  • Retire el apósito cuidadosamente sin halarlo con fuerza. Si es necesario, empape un poco del apósito con agua estéril o solución salina para ayudar a aflojarlo.
  • Empape un poco de gasa limpia con solución salina y limpie desde un extremo de la incisión hasta el otro. No limpie de atrás hacia adelante sobre la misma área.
  • Seque la incisión de la misma forma con gasa limpia y seca. Limpie o dé toquecitos sólo en una dirección.
  • Revise la herida en busca de signos de infección, como hinchazón y enrojecimiento intensos y secreción con mal olor.
  • Aplique un nuevo apósito de la manera como el médico o el personal de enfermería le mostraron.

Las suturas (puntos) o las grapas se retirarán aproximadamente de 10 a 14 días después de la cirugía. Se puede duchar de 3 a 4 días después de la cirugía, siempre y cuando el cirujano le diga que puede hacerlo. Cuando pueda ducharse, deje que el agua corra sobre la incisión pero no la estregue ni permita que el agua golpee directamente sobre ella. No se remoje en una bañera, jacuzzi (hidromasaje) o piscina.

Se pueden presentar hematomas alrededor de la herida, lo cual es normal y desaparecerán por sí solos. La piel alrededor de la incisión puede estar un poco roja, lo cual también es normal.

Cuidados personales

El médico le dará una receta para analgésicos. Procure que se la despachen cuando se vaya para su casa, de manera que los tenga cuando los necesite. Tome un analgésico cuando empiece a tener dolor. Esperar demasiado tiempo para tomarlo hará que el dolor empeore más de lo que debería.

En la parte inicial de su recuperación, tomar un analgésico aproximadamente 30 minutos antes de incrementar la actividad puede ayudar a controlar el dolor.

Le pueden solicitar que use medias de “compresión” especiales en las piernas durante aproximadamente 6 semanas, las cuales le ayudarán a prevenir la formación de coágulos de sangre. Quizá también necesite tomar anticoagulantes durante 2 a 4 semanas para reducir el riesgo de coágulos de sangre.

Tome todos los medicamentos de la manera como el médico y el personal de enfermería se lo solicitaron.

  • No duplique su analgésico si pasa por alto una dosis.
  • Si está tomando anticoagulantes, pregúntele al médico si también puede tomar ibuprofeno (Advil, Motrin) u otros fármacos antinflamatorios.

Usted posiblemente necesite evitar la actividad sexual durante algún tiempo. El médico le dirá cuándo está bien reanudarla.

Las personas que tienen una prótesis, como una articulación artificial, necesitan protegerse cuidadosamente contra una infección. Usted debe portar una tarjeta de identificación médica en su cartera que diga que tiene una prótesis. Posiblemente necesite tomar antibióticos antes de cualquier trabajo dental o procedimientos médicos invasivos. Asegúrese de consultarle al médico y comentarle al odontólogo con respecto a la artroplastia de rodilla y que  usted necesita antibióticos antes de cualquier trabajo dental.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico o al personal de enfermería si usted tiene:

  • Sangre que está empapando el apósito y el sangrado no se detiene cuando le aplica presión en el área.
  • Dolor que no desaparece cuando toma un analgésico.
  • Hinchazón o dolor en el músculo de la pantorrilla.
  • Pies o dedos del pie que lucen más oscuros de lo normal o están fríos al tacto.
  • Secreción amarillenta de la incisión.
  • Temperatura superior a 101 °F (38 °C).
  • Hinchazón alrededor de la incisión.
  • Enrojecimiento alrededor de la incisión.
  • Dolor torácico.
  • Congestión en el pecho.
  • Problemas respiratorios.

Referencias

Mihalko WM Arthroplasty of the knee. In: Canale ST, Beatty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2012:chap 7.


Actualizado: 11/15/2012
Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
Print    Email