Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Regresar al inicioRegresar al inicio   Imprima Esta Página Print    Email a un amigo Email

Cuidados personales para la diabetes tipo 2

Descripción

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica (que dura toda la vida). Si usted tiene diabetes tipo 2, su cuerpo tiene problemas para usar la insulina que normalmente produce. Cuando la insulina de su cuerpo no se utiliza correctamente, el azúcar de los alimentos se queda en la sangre y el nivel puede llegar a ser demasiado alto. Con el tiempo, probablemente las personas con diabetes tipo 2 no tengan suficiente insulina.

La mayoría de las personas con diabetes tipo 2 tienen sobrepeso al momento del diagnóstico. Este tipo de diabetes por lo regular aparece lentamente.

Todas las personas con diabetes deben recibir una educación y un apoyo adecuado sobre las mejores maneras de manejar su diabetes. Consulte a su médico sobre la posibilidad de visitar a un educador en diabetes.

Síntomas de la diabetes tipo 2

Es posible que usted no tenga ningún síntoma. Si los tiene, pueden ser:

  • Hambre
  • Sed
  • Orinar mucho; levantarse con más frecuencia de la usual a orinar por la noche
  • Visión borrosa
  • Infecciones
  • Problemas para tener una erección
  • Erupciones cutáneas rojas en partes de su cuerpo

Tome el control de su diabetes

Usted debe tener buen control de su nivel de azúcar en la sangre. Si su azúcar en la sangre no está controlado, se pueden presentar problemas más serios en su cuerpo, llamados complicaciones, después de muchos años.

Aprenda las medidas básicas para el manejo de la diabetes con el fin de permanecer lo más saludable posible. El hecho de hacer esto le ayuda a mantener a raya las complicaciones de la diabetes. Las medidas incluyen:

  • Revisarse el azúcar en la sangre en casa
  • Llevar una alimentación sana
  • Hacer ejercicio

Además, asegúrese de tomar los medicamentos o la insulina de acuerdo con las instrucciones.

El médico también le ayudará ordenando exámenes de sangre y otras pruebas. Esto ayuda a verificar que los niveles de colesterol y azúcar en la sangre estén cada uno dentro de límites saludables. Asimismo, siga las instrucciones del médico con respecto a mantener su presión arterial en niveles saludables.

Es probable que su médico le pida que visite a otros proveedores de atención médica para ayudarle a controlar su diabetes. Estos proveedores incluyen:

  • Un dietista
  • Un farmacéutico especializado en diabetes
  • Un educador en diabetes

Coma sanamente y controle su peso

Los alimentos con azúcar y carbohidratos, al igual que el alcohol y otras bebidas azucaradas, pueden elevar demasiado su azúcar en la sangre. Una enfermera o un dietista le pueden enseñar sobre buenas elecciones de alimentos.

Asegúrese de saber cómo obtener una comida equilibrada con proteína y fibra. Intente comer a la misma hora todos los días y consuma alimentos saludables y frescos en la medida de lo posible. NO coma demasiado en una sentada. Esto le ayudará a mantener su azúcar en la sangre en niveles saludables.

Manejar su peso y llevar una alimentación bien equilibrada es importante. Algunas personas con diabetes tipo 2 pueden dejar de tomar medicamentos después de bajar de peso (aunque aún tengan diabetes). El médico puede decirle cuál sería un buen nivel de peso para usted.

Una cirugía para bajar de peso puede ser una opción si usted tiene obesidad (mucho sobrepeso) y su diabetes no está controlada. El médico puede comentarle más al respecto.

Haga ejercicio

El ejercicio regular es muy bueno para las personas con diabetes y reduce el azúcar en la sangre. Además, el ejercicio:

  • Mejora el flujo sanguíneo
  • Baja la presión arterial

El ejercicio ayuda a quemar grasa extra para que usted pueda bajar de peso. Incluso, le puede ayudar a manejar el estrés.

Intente salir en caminatas, trotar o montar en bicicleta durante 30 a 60 minutos todos los días. Elija una actividad que le guste, así será más probable que la mantenga. Lleve consigo alimento o jugo en caso de que su azúcar en la sangre llegue a estar demasiado baja. Beba agua extra.

Use un brazalete de identificación para diabéticos de manera que, en una emergencia, las personas sepan que usted padece esta enfermedad y puedan ayudar a conseguir la atención médica apropiada.

Siempre consulte primero con su médico antes de comenzar un programa de ejercicios. El profesional puede ayudarle a escoger un programa que sea seguro para usted.

Revise su azúcar en la sangre

Es posible que se le solicite revisar su azúcar en la sangre en casa. Esto le dirá a usted y a su médico qué tan bien está funcionando la dieta, el ejercicio y los medicamentos. Un dispositivo llamado glucómetro puede suministrar una lectura exacta del azúcar en la sangre.

Un médico, una enfermera o un diabetólogo le ayudarán a establecer un horario para sus pruebas en casa. El médico le ayudará a fijar las metas para su glucemia.

  • Muchas personas con diabetes tipo 2 necesitan revisar su azúcar en la sangre solo una o dos veces por día. Algunas personas necesitan revisarla con mayor frecuencia.
  • Si sus niveles de azúcar en la sangre están bajo control, es posible que necesite revisar su glucemia sólo unas cuantas veces por semana.

Usted puede necesitar medicamentos

Si la dieta y el ejercicio no son suficientes, es posible que necesite tomar medicamentos, los cuales le ayudarán a mantener su azúcar en la sangre en un rango saludable.

Hay muchos medicamentos para la diabetes que tienen diferentes efectos en su cuerpo. Muchas personas con diabetes tipo 2 necesitan tomar más de un medicamento para controlar el azúcar en su sangre. Usted puede tomar los medicamentos por vía oral o en inyección. Es posible que los medicamentos para la diabetes no sean seguros si usted está embarazada; así que hable con el médico respecto a esto si está pensando en quedar embarazada.

Si los medicamentos no le ayudan a controlar su azúcar en la sangre, posiblemente necesite tomar insulina. Ésta debe inyectarse bajo la piel. Usted recibirá un entrenamiento especial para aprender la forma de aplicarse las inyecciones usted mismo, pero no es tan difícil como la gente piensa.

Aprenda a prevenir problemas de diabetes a largo plazo

Las personas con diabetes tienen una probabilidad más alta de sufrir hipertensión arterial y tener colesterol alto. Es posible que le pidan que tome medicamentos para prevenir o tratar estas afecciones.

  • El médico puede solicitarle que tome un medicamento llamado inhibidor de la ECA u otro medicamento llamado BRA para la hipertensión arterial o los problemas renales.
  • También puede pedirle que tome un medicamento llamado estatina para bajar su colesterol.
  • O puede solicitarle que tome ácido acetilsalicílico (aspirina) para mantener su corazón saludable. Pregúntele si este medicamento es apropiado para usted.

NO fume. El tabaquismo empeora la diabetes. Si usted fuma, colabore con su médico para encontrar una manera de dejarlo.

La diabetes puede causar problemas en los pies y podría presentar úlceras o infecciones. Para mantener los pies sanos:

Visite al médico regularmente

Si usted padece diabetes, debe acudir al médico cada tres meses o con la frecuencia que le indiquen. En estas consultas, el médico puede:

  • Preguntarle por los niveles de azúcar en la sangre.
  • Revisarle la presión arterial.
  • Revisar la sensibilidad en los pies.
  • Revisar la piel y los huesos de las piernas y los pies.
  • Examinar la parte posterior de los ojos.

El médico también ordenará exámenes de sangre y orina para verificar que:

  • Los riñones estén funcionando bien (todos los años).
  • Los niveles de colesterol y triglicéridos sean saludables (todos los años)
  • El nivel de HbA1c se encuentre en un rango adecuado para usted (cada 6 meses si su diabetes está bien controlada o cada 3 meses si no lo está)

Hable con su médico sobre cualquier vacuna que pueda necesitar, como su vacuna anual contra la influenza y sus vacunas contra la hepatitis B y la neumonía.

Visite al odontólogo cada 6 meses. Igualmente, visite al oftalmólogo una vez al año o con la frecuencia que le indiquen.

Referencias

American Diabetes Association. Standards of medical care in diabetes -- 2014. Diabetes Care. 2014;37 Suppl 1:S14-S80. PMID: 24357209 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24357209.

Brownlee M, Aiello LP, Cooper ME, et al. Complications of diabetes mellitus. In: Mehmed S, Polonsky KS, Larsen PR, Kronenberg HM, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 33.

Buse JB, Polonsky KS, Burant C. Type 2 diabetes mellitus. In: Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, Kronenberg HM, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011;chap 31.


Actualizado: 10/25/2014
Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com