Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Información de la salud de búsqueda   

Ejercicios para ayudar a prevenir caídas

Descripción

Si usted tiene un problema médico o es un adulto mayor, puede estar en riesgo de caer o tropezar. Esto puede provocar fractura de huesos o incluso lesiones más graves.

Hacer ejercicio puede ayudar a prevenir caídas porque puede:

  • Hacer que los músculos sean más fuertes y más flexibles.
  • Mejorar su equilibrio.
  • Aumentar el tiempo en que usted puede estar activo.

Los siguientes ejercicios se pueden hacer en cualquier momento y casi en cualquier lugar. A medida que usted se fortalece, trate de mantener cada posición por más tiempo o agregue un poco de peso en los tobillos. Esto aumentará la eficacia del ejercicio.

Trate de hacer ejercicio dos o más días a la semana. Empiece lentamente y consulte con su médico para verificar que esté haciendo el tipo correcto de ejercicios para usted. Es posible que usted quiera hacer ejercicios por su cuenta o unirse a un grupo.

Cuando haga ejercicio, siempre asegúrese de respirar lenta y tranquilamente. No contenga la respiración.

Ejercicios de equilibrio

Usted puede hacer algunos ejercicios de equilibrio durante las actividades cotidianas.

  • Mientras espera en la fila de la tienda, intente mantener el equilibrio en un pie.
  • Intente sentarse y ponerse de pie sin utilizar las manos.

Pararse en los dedos del pie

Para fortalecer los músculos del tobillo y la pantorrilla:

  • Sosténgase sobre un soporte sólido para mantener el equilibrio, como el espaldar de una silla.
  • Póngase de pie con su espalda recta y doble ligeramente ambas rodillas.
  • Empújese hacia arriba sobre las puntas de los pies lo más alto posible.
  • Baje lentamente los talones al piso.
  • Repita de 10 a 15 veces.

Flexión de rodilla

Para fortalecer los músculos de las nalgas y la región lumbar:

  • Sosténgase sobre un soporte sólido para mantener el equilibrio, como el espaldar de una silla.
  • Póngase de pie con la espalda recta, los pies separados con relación al ancho de los hombros y doble ligeramente ambas rodillas.
  • Levante una pierna recta hacia atrás; luego doble la rodilla y lleve su talón hacia el glúteo.
  • Lentamente baje la pierna hasta una posición de pie.
  • Repita de 10 a 15 veces con cada pierna.

Extensión de la pierna

Para fortalecer los músculos del muslo y posiblemente disminuir el dolor de rodilla:

  • Siéntese en una silla de espaldar recto con los pies en el suelo.
  • Estire una pierna hacia delante lo más lejos que pueda.
  • Baje lentamente la pierna.
  • Repita de 10 a 15 veces con cada pierna.

Estiramiento de la parte posterior de la pierna

Para facilitar su movilización:

  • Siéntese en una silla de espaldar recto.
  • Ponga un pie sobre un taburete bajo delante de usted.
  • Estire la pierna que se encuentra sobre el taburete y extienda su mano hacia este pie.
  • Sostenga durante 10 a 20 segundos y luego siéntese de nuevo.
  • Repita 5 veces con cada pierna.

Otras actividades

Caminar es una excelente manera de mejorar su fuerza, equilibrio y resistencia.

  • Utilice un bastón o un caminador en la medida de lo necesario para apoyarse.
  • A medida que se fortalezca, intente caminar sobre terreno desigual, como arena o grava.

El taichí es un buen ejercicio que ayuda a los adultos sanos a desarrollar equilibrio.

Hacer movimientos y ejercicios simples en una piscina puede ayudar a mejorar el equilibrio y aumentar la fuerza.

Cuándo llamar al médico

Si tiene dolor, mareos o problemas respiratorios durante o después de un ejercicio, pare. Hable con su fisioterapeuta, enfermera o médico acerca de lo que está experimentando y antes de continuar.

Referencias

Allen J, Morelli V. Aging and exercise. Clin Geriatr Med. 2011;27:661-671.

Hile ES, Studenski SA. Instability and falls. In: Duthie EH Jr, Katz, PR, Malone ML, eds. Practice of Geriatrics. 4th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2007;chap17.

Rose DJ, Hernandez D. The role of exercises in fall prevention for older adults. Clin Geriatr Med. 2010; 26:607-31.


Actualizado: 6/30/2014
Versión en inglés revisada por: Michael Langan, MD, Department of Geriatrics, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
Print    Email