Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Regresar al inicioRegresar al inicio   Imprima Esta Página Print    Email a un amigo Email

Las cunas y su seguridad

¿Una cuna nueva o una cuna vieja?:

Ya sea nueva o vieja, la cuna debe cumplir con las normas vigentes de seguridad del gobierno:

  • Las cunas no deben tener barandillas deslizables ni móviles, ya que no son seguras para los bebés.
  • Las partes y soportes de las cunas deben ser más fuertes que en el pasado.

Si tiene una cuna vieja que fue fabricada antes de que los nuevos estándares de seguridad entraran en vigor:

  • Verifique con el fabricante de la cuna. Podrá ofrecerle soportes para impedir que el lado deslizable se mueva.
  • Revise la cuna con frecuencia para asegurarse de que los soportes estén apretados y no haya piezas rotas ni faltantes.
  • Verifique para ver si la cuna fue retirada del mercado antes de utilizarla.
  • Piense en comprar una cuna nueva que cumpla con las normas vigentes, si puede.


Más allá de que la cuna sea nueva o vieja:

Siempre use un colchón firme y ajustado. Esto ayudará a evitar que el bebé quede atrapado entre el colchón y la cuna.

Revise la seguridad de la cuna. No debe haber:

  • Tornillos, abrazaderas ni otros soportes faltantes, sueltos, rotos o mal instalados en la cuna.
  • Ninguna pintura rajada o pelada.
  • Más de 2 3/8 pulgadas (aproximadamente el ancho de una lata de gaseosa) de distancia entre las barras de la cuna para que el cuerpo del bebé no quepa a través de ellas.
  • Listones faltantes o rotos.
  • Postes esquineros de más de 1/16 de pulgada (0.15 cm) de alto para que no se enganche la ropa del bebé.
  • Huecos en la cabecera o el pie de la cama para que la cabeza del bebé no vaya a quedar atrapada.


Uso de la cuna:

Lea y siga las instrucciones para armar, usar y cuidar la cuna.

  • Nunca use una cuna con soportes o piezas sueltas o faltantes. Si faltan piezas, deje de usarla y póngase en contacto con el fabricante para conseguir las piezas correctas. No las reemplace por piezas de ferretería.
  • Nunca coloque la cuna cerca de cuerdas de cortinas colgantes, cortinas o persianas colgantes. Los bebés pueden quedar atrapados en las cuerdas y estrangularse.
  • Las hamacas y otros dispositivos mecedores no se deben colocar sobre una cuna porque podrían estrangular a un bebé.
  • Baje el colchón de la cuna antes de que el bebé pueda sentarse por sí solo. El colchón debe estar en el nivel más bajo antes de que el bebé puede pararse.

Los juguetes de cuna colgantes (móviles, gimnasios de cuna) deben estar fuera del alcance del bebé.

  • Retire cualquier juguete de cuna colgante cuando el bebé comience a levantarse sobre sus manos y rodillas (o cuando llegue a los 5 meses).
  • Estos juguetes pueden estrangular a un bebé.

Los niños deben dejar de usar la cuna cuando tengan 35 pulgadas (90 centímetros) de estatura.



Seguridad en la cama para los niños:

Aunque es infrecuente, algunos bebés mueren sin ninguna razón conocida cuando duermen. Esto se conoce como el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Usted puede tomar muchas medidas para mantener a su bebé a salvo durante el sueño y reducir la probabilidad de muerte por SMSL.

  • Coloque al bebé boca arriba sobre un colchón firme y ajustado.
  • No use almohadas, almohadillas de parachoques, colchas, edredones, acolchados, juguetes de peluche ni cualquier otro objeto que pudiera asfixiar o estrangular a su bebé.
  • Use una bata de dormir para cubrir a su bebé en lugar de una manta.
  • Verifique que la cabeza del bebé permanezca descubierta durante el sueño.

No coloque al bebé sobre una cama de agua, un sofá, un colchón blando, una almohada ni otras superficies blandas.



Referencias:

Hunt CE, Hauck FR. Sudden infant death syndrome. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2011:chap 367.




Fecha de revisión: 5/14/2014
Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.
adam.com