Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Regresar al inicioRegresar al inicio   Imprima Esta Página Print    Email a un amigo Email

Neuropatía periférica

Definición

Los nervios periféricos llevan información hasta y desde el cerebro. También llevan señales hasta y desde la médula espinal al resto del cuerpo.

La neuropatía periférica significa que estos nervios no funcionan apropiadamente. Esta neuropatía puede ser un daño a un solo nervio o a un grupo de nervios. También puede afectar a los nervios en todo el cuerpo.

Nombres alternativos

Neuritis periférica; Neuropatía de tipo periférico; Neuritis de tipo periférico; Neuropatía; Polineuropatía

Causas

La neuropatía es muy común. Existen muchos tipos y causas. Con frecuencia, no se puede encontrar ninguna causa. Algunas neuropatías son hereditarias.

La diabetes es la causa más común de este tipo de problema neurológico. Los niveles altos de azúcar en la sangre durante un período largo de tiempo pueden causarle daño a sus nervios.

Otros problemas médicos que pueden causar neuropatía son:

  • Trastornos autoinmunitarios, como artritis reumatoidea o lupus
  • Enfermedad renal crónica
  • VIH
  • Infecciones del hígado
  • Niveles bajos de vitamina B12 o de otras vitaminas
  • Metabolopatía
  • Intoxicación debido a metales pesados, como el plomo
  • Flujo sanguíneo deficiente a las piernas
  • Glándula tiroides hipoactiva

Otras situaciones que pueden llevar a daño neurológico son: 

  • Hueso roto que afecta un nervio
  • Consumo excesivo y prolongado de alcohol
  • Intoxicación con goma (pegamento), plomo, mercurio y solventes
  • Fármacos para tratar infecciones, cáncer, convulsiones e hipertensión arterial
  • Presión sobre un nervio como la que sucede a causa del síndrome del túnel carpiano
  • Estar expuesto a temperaturas frías durante un período de tiempo largo
  • Presión a raíz de yesos mal ajustados, férulas o tablillas, dispositivos ortopédicos o muletas

Síntomas

Los síntomas dependen de qué nervio está dañado y de si el daño afecta a un nervio, varios nervios o a todo el cuerpo.

DOLOR Y ENTUMECIMIENTO

El hormigueo o ardor en brazos y piernas puede ser un signo inicial de daño neurológico. Estas sensaciones a menudo empiezan en los dedos de los pies y en los pies. Usted puede tener un dolor profundo. Esto sucede con frecuencia en los pies y las piernas.

Usted puede perder la sensibilidad en las piernas y los brazos. Debido a esto, posiblemente no note cuando se pare sobre algo puntiagudo e igualmente puede no darse cuenta cuando toque algo que esté demasiado caliente o frío, como el agua en una tina. Asimismo, tal vez no sepa cuando tiene una ampolla pequeña o úlcera en los pies.

El entumecimiento puede hacer que sea más difícil notar hacia dónde se están moviendo los pies y puede provocar una pérdida de equilibrio.

PROBLEMAS MUSCULARES

El daño neurológico puede dificultar el control de los músculos. También puede causar debilidad. Usted puede notar problemas para mover una parte de su cuerpo. Puede caerse debido a que se le doblan las piernas. Puede tropezarse en los dedos de los pies.

Realizar tareas como abrocharse una camisa puede ser más difícil. También puede notar que sus músculos tienen espasmos o calambres. Sus músculos pueden volverse más pequeños.

PROBLEMAS CON ÓRGANOS DEL CUERPO

Las personas con daño neurológico pueden tener problemas para digerir alimentos. Usted puede sentirse lleno o con distensión y puede tener acidez gástrica después de comer solo un poco de alimento. Algunas veces, puede vomitar alimento que no ha sido digerido bien. Puede tener heces sueltas o duras. Algunas personas tienen problemas para deglutir.

El daño a los nervios que van al corazón pueden hacer que se sienta mareado o se desmaye al ponerse de pie.

La angina es el dolor torácico de advertencia de una cardiopatía y ataque cardíaco. El daño neurológico puede "esconder" este signo de advertencia. Usted debe conocer otros signos de advertencia de un ataque cardíaco. Estos son fatiga súbita, sudoración, dificultad para respirar, náuseas y vómitos.

OTROS SÍNTOMAS DE DAÑO NEUROLÓGICO

  • Problemas sexuales. Los hombres pueden tener problemas con las erecciones y las mujeres pueden tener dificultad con la resequedad vaginal o el orgasmo.
  • Algunas personas tal vez no sean capaces de diferenciar cuando su azúcar en la sangre esté demasiado bajo.
  • Problemas vesicales. Usted puede dejar escapar orina. Puede no darse cuenta cuando tenga la vejiga llena. Algunas personas no son capaces de vaciar la vejiga.
  • Puede sudar demasiado, o demasiado poco. Esto puede provocar problemas para controlar su temperatura corporal.

Pruebas y exámenes

El médico o el personal de enfermería lo examinarán y le harán preguntas acerca de su historia clínica y los síntomas.

Le pueden hacer exámenes de sangre para buscar causas de daño neurológico.

Su médico también puede recomendar:

Tratamiento

El tratamiento de la causa del daño neurológico, si se conoce, puede mejorar sus síntomas.

Las personas con diabetes deben aprender a controlar su azúcar en la sangre.

Si usted consume alcohol, deje de hacerlo.

Puede ser necesario cambiar sus medicamentos. No deje de tomar ningún medicamento sin antes hablar con su proveedor de atención médica.

Reponer una vitamina o hacer otros cambios en su alimentación puede servir. Si tiene bajos niveles de vitamina B12 u otras vitaminas el médico puede recomendar suplementos o inyecciones.

Usted puede necesitar cirugía para eliminar la presión sobre un nervio.

Le pueden hacer terapia para aprender ejercicios para mejorar la fuerza y el control muscular. Las sillas de ruedas, los dispositivos ortopédicos y las férulas pueden mejorar el movimiento o la capacidad de usar un brazo o pierna que tiene daño neurológico.

PREPARAR SU CASA

La seguridad es muy importante para las personas con daño neurológico. Este daño puede aumentar el riesgo de caídas y otras lesiones.

Retire cables y alfombras sueltas de áreas por donde camina. No tenga mascotas pequeñas en su casa. Arregle los pisos desnivelados en las puertas.

Tenga buena iluminación. Ponga barandas en la bañera o la ducha y al lado del inodoro. Ponga una estera antideslizante en la bañera o la ducha.

VIGILAR SU PIEL

Use zapatos en todo momento para protegerse los pies de una lesión. Antes de ponérselos, siempre revise el interior para ver si hay piedras, clavos o áreas ásperas que puedan lastimarle los pies.

Revísese los pies todos los días. Mire en la parte de arriba, los lados, las plantas, los talones y entre los dedos de los pies. Lávese los pies todos los días con agua tibia y un jabón suave. Use crema, vaselina, lanolina o aceite sobre la piel seca.

Revise la temperatura del agua del baño con el codo antes de meter los pies.

Evite ejercer presión sobre áreas con daño neurológico por mucho tiempo.

TRATAMIENTO DEL DOLOR

Los medicamentos pueden ayudar a reducir el dolor en los pies, las piernas y los brazos. Sin embargo, por lo regular no restablecen la sensibilidad perdida.

Puede tomar analgésicos. Los medicamentos empleados para tratar otros problemas de salud, como convulsiones o depresión, también pueden ayudar a manejar el dolor. Use la dosis más baja posible para evitar efectos secundarios.

Su médico puede referirlo con un especialista en dolor. La terapia conversacional puede ayudarle a entender mejor la forma en la que su dolor está afectando su vida. También puede ayudarle a aprender mejores maneras de hacerle frente al dolor.

TRATAMIENTO DE OTROS SÍNTOMAS

Tomar medicamentos, dormir con la cabeza levantada y usar medias elásticas pueden ayudar a tratar la hipotensión arterial y los desmayos. Su proveedor de atención médica puede darle medicamentos para ayudar con los problemas para ir al baño. Ingerir comidas frecuentes y pequeñas puede ayudar.

Para ayudar con los problemas de la vejiga, puede aprender ejercicios para fortalecer los músculos del piso pélvico. Posiblemente necesite usar una sonda (tubo) delgada que se introduce en su vejiga (sonda vesical). Además, puede tomar medicamentos.

Los medicamentos con frecuencia pueden ayudar con los problemas de erección.

Grupos de apoyo

Se puede obtener información de grupos de apoyo en la Neuropathy Association: www.neuropathy.org

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende de la causa del daño neurológico.

Algunos problemas relacionados con los nervios no interfieren con la vida diaria. Otros empeoran rápidamente y pueden llevar a síntomas y problemas graves y prolongados.

El pronóstico es excelente cuando se puede encontrar y tratar una afección. Pero, algunas veces, el daño neurológico puede ser permanente, incluso si se trata la causa.

El dolor prolongado (crónico) puede ser un problema importante para algunos pacientes. El entumecimiento en los pies puede llevar a úlceras en la piel que no sanan. En raras ocasiones, el entumecimiento en los pies puede llevar a la amputación.

No existe cura para la mayoría de las neuropatías que son hereditarias.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene síntomas de daño neurológico. El tratamiento oportuno aumenta la posibilidad de controlar los síntomas y prevenir más problemas.

Prevención

Usted puede prevenir algunas causas de daño neurológico. 

  • Tome alcohol con moderación. 
  • Siga una dieta balanceada. 
  • Mantenga un buen control de la diabetes y otros problemas de salud. 
  • Aprenda respecto a los químicos empleados en su lugar de trabajo.

Referencias

Katirji B, Koontz D. Disorders of peripheral nerves. In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, Mazziotta JC, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 76.

Shy ME. Peripheral neuropathies. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 428.


Actualizado: 7/27/2014
Versión en inglés revisada por: Joseph V. Campellone, MD, Department of Neurology, Cooper University Hospital, Camden, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com