Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Regresar al inicioRegresar al inicio   Imprima Esta Página Print    Email a un amigo Email

Anatomía del oído
Anatomía del oído


Otitis externa maligna

Definición:

Es un trastorno que involucra infección y daño de los huesos del conducto auditivo externo y en la base del cráneo.



Nombres alternativos:

Osteomielitis del cráneo; Otitis maligna externa



Causas:

La otitis externa maligna es causada por la diseminación de una infección del oído externo (otitis externa), también llamada oído de nadador. No es común.

Los riesgos para esta afección abarcan:

La otitis externa frecuentemente es causada por bacterias difíciles de combatir como las pseudomonas. La infección se disemina desde el piso del conducto auditivo hacia los tejidos adyacentes y hasta los huesos en la base del cráneo. La infección y la inflamación pueden dañar o destruir los huesos. La infección puede afectar los pares craneales, el cerebro u otras partes del cuerpo si continúa diseminándose.



Síntomas:
  • Drenaje del oído continuo, de color amarillo o verde amarillento y con olor fétido.
  • Dolor de oído en lo profundo de éste y que puede empeorar al mover la cabeza.
  • Hipoacusia.
  • Prurito en el oído o en el conducto auditivo externo.
  • Fiebre.
  • Dificultad para deglutir.
  • Debilidad en la cara.
  • Pérdida de la voz.


Pruebas y exámenes:

El médico examinará el oído en búsqueda de signos de una infección del oído externo. La zona de la cabeza alrededor y detrás del oído puede ser sensible al tacto. Un examen del sistema nervioso (neurológico) puede revelar que los pares craneales están afectados.

Si hay algún flujo, el médico puede enviar una muestra al laboratorio, donde se realiza un cultivo para tratar de encontrar la causa de la infección.

Para buscar señales de una infección del hueso adyacente al conducto auditivo externo, se pueden realizar los siguientes exámenes:



Tratamiento:

El objetivo del tratamiento es curar la infección. Dicho tratamiento con frecuencia dura varios meses, debido a que es difícil tratar las bacterias y llegar a la infección en el tejido óseo.

Usted necesitará tomar antibióticos durante un período prolongado. Los medicamentos se pueden administrar por vía intravenosa o por vía oral. Los antibióticos se deben continuar hasta que las gammagrafías u otros exámenes muestren una disminución en la inflamación.

En algunos casos, se puede necesitar cirugía para extirpar el tejido muerto o dañado (desbridamiento quirúrgico) en el cráneo.



Expectativas (pronóstico):

La otitis externa maligna por lo general responde al tratamiento prolongado, especialmente si se trata de manera oportuna. Puede presentarse de nuevo en el futuro y los casos graves pueden ser mortales.



Posibles complicaciones:
  • Daño a los pares craneales, al cráneo o al cerebro
  • Reaparición de la infección, aun después del tratamiento
  • Diseminación de la infección al cerebro u otras partes del cuerpo


Cuándo contactar a un profesional médico:

Solicite una cita con el médico si:

  • Presenta síntomas de otitis externa maligna
  • Los síntomas continúan a pesar del tratamiento
  • Se presentan nuevos síntomas

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si presenta:



Prevención:

Para prevenir una infección del oído externo:

  • Séquese bien el oído después de mojarse.
  • Evite nadar en aguas contaminadas.
  • Proteja el conducto auditivo externo con algodón o lana de cordero mientras se aplica aerosoles y tintes para el cabello (si es propenso a infecciones del oído externo).
  • Después de nadar, aplique 1 o 2 gotas de una mezcla de 50% de alcohol y 50% de vinagre en cada oído para ayudar a secarlo y evitar la infección.

Trate la otitis externa aguda por completo y no suspenda el tratamiento antes de lo recomendado por el médico. El hecho de acatar por completo el plan propuesto por el médico y terminar el tratamiento reducirá el riesgo de la otitis externa maligna.



Referencias:

Guss J, Ruckenstein MJ. Infections of the external ear. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2010:chap 137.

O'Handley JG, Tobin EJ, Shah AR. Otorhinolaryngology. In: Rakel RE, ed. Textbook of Family Medicine. 8th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2011:chap 19.

Pfaff JA, Moore GP. Otolaryngology. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2013:chap 72.




Fecha de revisión: 8/4/2014
Versión en inglés revisada por: Ashutosh Kacker, MD, BS, Professor of Clinical Otolaryngology, Weill Cornell Medical College, and Attending Otolaryngologist, New York-Presbyterian Hospital, New York, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.
adam.com