Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Información de la salud de búsqueda   

Disfunción del nervio femoral

Definición

Es una pérdida de movimiento o sensibilidad en partes de las piernas debido a daño al nervio femoral.

Ver también: neuropatía periférica, mononeuropatía, mononeuritis múltiple.

Nombres alternativos

Neuropatía del nervio femoral; Neuropatía femoral

Causas

El nervio femoral está localizado en la pierna. Le ayuda a los músculos a mover la cadera y estirar la pierna. Le proporciona la sensibilidad (sensación) a la parte frontal del muslo y parte de la pierna inferior.

Un nervio está compuesto de muchas fibras, llamadas axones, rodeadas por una capa de aislamiento, llamada vaina de mielina.

El daño a un nervio, como el nervio femoral, se denomina mononeuropatía. La mononeuropatía generalmente significa que hay una causa local de daño a un solo nervio. Los trastornos que involucran todo el cuerpo (trastornos sistémicos) también pueden causar daño aislado al nervio (como ocurre con la mononeuritis múltiple).

Las causas comunes de disfunción del nervio femoral son:

  • Lesión directa (traumatismo).
  • Presión prolongada sobre el nervio.
  • Compresión o atrapamiento del nervio por partes cercanas del cuerpo o estructuras relacionadas con enfermedad (como un tumor o vasos sanguíneos anormales).
La presión prolongada sobre el nervio disminuye el flujo sanguíneo en el área. Esto puede llevar a complicaciones mayores.

El nervio femoral también se puede lesionar si usted tiene:

  • Una fractura de un hueso de la pelvis.
  • Un catéter puesto en la arteria femoral en la ingle.
  • Diabetes, la cual puede causar daño nervioso generalizado.
  • Sangrado interno dentro de la pelvis o el área del abdomen.

Un factor de riesgo común es permanecer acostado boca arriba con los muslos y las piernas flexionadas (posición de "litotomía") durante procedimientos quirúrgicos o de diagnóstico. Las ramificaciones del nervio femoral también pueden resultar comprimidas por cinturones apretados o pesados. Las personas que pierden o aumentan mucho de peso pueden estar en mayor riesgo de lesión del nervio femoral. Igualmente, las personas que tienen daño nervioso más generalizado por causas médicas o hereditarias pueden ser más propensas a lesión en el nervio femoral sin ningún tipo de presión. En algunos casos, no se puede encontrar ninguna causa.

Síntomas

  • Cambios en la sensibilidad en el muslo, la rodilla o la pierna tales como disminución de la sensibilidad, entumecimiento, hormigueo, ardor o dolor.
  • Debilidad de la rodilla o la pierna, incluso dificultad para subir y bajar peldaños, especialmente esto último, con una sensación de que "la rodilla se sale" o se dobla.

Pruebas y exámenes

El médico o el personal de enfermería conseguirán su historia clínica y lo examinarán. Esto incluye un examen neuromuscular de las piernas.

El examen puede mostrar:

  • Que usted podría tener debilidad al extender la rodilla o al doblarse a la altura de la cadera.
  • Cambios de sensibilidad localizados en la parte superior frontal del muslo y la pantorrilla interior.
  • Que puede tener el reflejo rotuliano anormal.
  • Que los músculos cuádriceps en la parte frontal del muslo pueden ser más pequeños de lo normal.

Los exámenes que se pueden hacer abarcan:

  • Electromiografía (EMG)
  • Pruebas de conducción nerviosa (VCN), que por lo general se hace al mismo tiempo que una EMG
  • Resonancia magnética para buscar masas o tumores

El médico puede ordenar exámenes adicionales, según su historia clínica y los síntomas. Los exámenes pueden abarcar pruebas sanguíneas, radiografías y otros exámenes imagenológicos.

Tratamiento

El médico tratará de identificar y tratar la causa del daño al nervio. Le tratará cualquier problema médico, como diabetes o sangrado en la pelvis, que sospeche que está causando el daño al nervio. En algunos casos, el nervio sanará con el tratamiento del problema médico subyacente.

Otros tratamientos abarcan:
  • Algunas personas se pueden beneficiar de la extirpación quirúrgica de tumores u otras masas que ejerzan presión sobre el nervio.
  • Analgésicos si es necesario. Asimismo, otros diversos medicamentos pueden reducir los dolores punzantes que algunas personas experimentan. Los beneficios de los medicamentos se deben sopesar contra cualquier posible efecto secundario.
  • La pérdida de peso y el cambio en el estilo de vida se pueden sugerir si se piensa que la diabetes o el exceso de peso están contribuyendo al daño al nervio.

En algunos casos, no se requiere tratamiento y usted se recuperará por sí solo. En ese caso, cualquier tratamiento, como fisioterapia, está dirigido a aumentar la movilidad, mantener la fuerza muscular y la independencia mientras se recupera. Los aparatos ortopédicos, como abrazaderas o férulas, pueden ser de ayuda para caminar. De igual manera, el médico podría recomendar asesoría vocacional, terapia ocupacional, cambios ocupacionales, reentrenamiento laboral o intervenciones similares.

Expectativas (pronóstico)

Si la causa de la disfunción del nervio femoral se puede identificar y tratar de manera eficaz, es posible la recuperación completa. En algunos casos, puede haber pérdida de movimiento o de sensibilidad parcial o total, ocasionando algún grado de discapacidad permanente.

La neuralgia puede ser bastante molesta y continuar por un largo tiempo. La lesión al área femoral también puede dañar la arteria o vena femoral, lo cual puede provocar sangrado y otros problemas.

Posibles Complicaciones

Cuando hay una pérdida de sensibilidad (sensación), se repite una complicación potencial y se presenta una lesión inadvertida en la pierna. Cuando hay debilidad muscular, pueden ocurrir caídas y lesiones conexas.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si presenta síntomas de disfunción del nervio femoral.

Prevención

La prevención depende de la causa del daño al nervio.

Referencias

Felice, KJ. Focal neuropathies of the femoral, obturator, lateral femoral cutaneous and other nerves of the thigh and pelvis. In: Bromberg MB, Smith GA, eds. Handbook of Peripheral Neuropathy. Boca Raton, Fl: Taylor and Francis; 2005:chap 31.

Misulis KE. Lower back and lower limb pain. In: Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Jakovic J, eds. Neurology in Clinical Practice. 5th ed. Philadelphia, Pa: Butterworth-Heinemann; 2008:chap 33.


Actualizado: 10/29/2013
Versión en inglés revisada por: Joseph V. Campellone, M.D., Department of Neurology, Cooper University Hospital, Camden, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
Print    Email
Patient & Visitor Guide