Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Información de la salud de búsqueda   

Menopausia

Definición

Es el tiempo en la vida de una mujer en que sus periodos (menstruación) cesan. Este es un cambio corporal normal y natural que casi siempre ocurre entre los 45 y 55 años de edad. Después de la menopausia, una mujer ya no puede quedar embarazada.

Nombres alternativos

Perimenopausia; Posmenopausia

Causas

Durante la menopausia, los ovarios de una mujer dejan de producir óvulos y el cuerpo produce menos hormonas estrógeno y progesterona. Los niveles bajos de estas hormonas causan los síntomas de menopausia.

Los períodos se presentan con menos frecuencia y finalmente cesan. Algunas veces, esto sucede de repente, pero casi siempre los períodos cesan lentamente con el tiempo.

La menopausia se completa cuando usted no ha tenido el período por un año, a lo cual se le denomina posmenopausia. La menopausia quirúrgica sucede cuando los tratamientos quirúrgicos ocasionan una baja de estrógenos. Esto puede suceder cuando se extirpan los ovarios.

La menopausia puede algunas veces ser causada por fármacos utilizados para quimioterapia u hormonoterapia para el cáncer de mama.

Síntomas

Los síntomas varían de una mujer a otra y pueden ser peores en algunas más que en otras. Pueden durar 5 o más años y en el caso de la menopausia quirúrgica pueden ser más intensos y empezar más repentinamente.

Lo primero que usted puede notar es que sus periodos empiezan a cambiar. Pueden presentarse con mayor o con menor frecuencia. Algunas mujeres podrían tener su periodo cada tres semanas antes de que comiencen a ser salteados. Usted puede tener periodos irregulares durante uno a tres años antes de que cesen por completo.

Los síntomas comunes de la menopausia abarcan:

  • Periodos menstruales menos frecuentes y que finalmente cesan.
  • Latidos cardíacos fuertes o acelerados.
  • Sofocos, usualmente peores durante el primero y segundo año.
  • Sudores fríos.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Problemas para dormir (insomnio).

Otros síntomas de menopausia pueden abarcar:

  • Disminución del interés sexual o cambios en la respuesta sexual.
  • Olvido (en algunas mujeres).
  • Dolores de cabeza.
  • Cambios del estado de ánimo, por ejemplo, irritabilidad, depresión y ansiedad.
  • Escapes de orina.
  • Resequedad vaginal y relaciones sexuales dolorosas.
  • Infecciones vaginales.
  • Dolores articulares.
  • Latidos cardíacos irregulares (palpitaciones).

Pruebas y exámenes

Se pueden utilizar exámenes de orina y de sangre para buscar cambios en los niveles hormonales. Estos resultados pueden ayudar al médico a determinar si usted está cerca de la menopausia o ya ha llegado a ella.

Los exámenes que se pueden realizar son, entre otros:

El médico le hará un examen pélvico. La disminución del estrógeno puede ocasionar cambios en el revestimiento de la vagina.

La pérdida ósea se incrementa durante los primeros años después del último periodo. El médico puede ordenar un examen de densidad ósea para buscar pérdida ósea relacionada con osteoporosis. Se recomienda esta prueba de densidad ósea en todas las mujeres de edades entre los 60 y 65 años. Esta prueba puede recomendarse antes si usted está en mayor riesgo de sufrir osteoporosis, debido a sus antecedentes familiares o a medicamentos que toma.

Tratamiento

El tratamiento puede incluir cambios del estilo de vida u hormonoterapia y depende muchos factores como: 

  • Qué tan mal están sus síntomas.
  • Su salud general.
  • Sus preferencias.  

HORMOTERAPIA

La hormonoterapia puede ayudar si usted tiene sofocos intensos, sudoración nocturna, problemas con el estado de ánimo o resequedad vaginal. La hormonoterapia es un tratamiento con estrógenos y, algunas veces, con progesterona.

Hable con el médico sobre los beneficios y los riesgos de la hormonoterapia. Su médico debe conocer toda su historia clínica y antecedentes familiares antes de recetarle hormonoterapia (HT).

Algunos estudios grandes han cuestionado los riesgos y beneficios de la hormonoterapia para la salud, entre ellos, el riesgo de cáncer de mama, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y coágulos de sangre.

Las pautas actuales apoyan el uso de la hormonoterapia para el tratamiento de los sofocos. Recomendaciones específicas:

  • La hormonoterapia se puede iniciar en mujeres que hayan entrado recientemente en la menopausia.
  • La hormonoterapia no se debe emplear en mujeres que hayan comenzado la menopausia hace muchos años, excepto los tratamientos vaginales con estrógenos.
  • El medicamento no se debe utilizar por más de 5 años.
  • Las mujeres que toman hormonoterapia deben tener un riesgo bajo de accidente cerebrovascular, cardiopatía, coágulos de sangre o cáncer de mama.

Para reducir los riesgos de una terapia con estrógenos, el médico puede recomendar:

  • Utilizar una dosis más baja de estrógeno o una preparación diferente de estrógeno (por ejemplo una crema vaginal o un parche en la piel en vez de una pastilla).
  • Someterse a exámenes pélvicos y citologías vaginales regulares y frecuentes para detectar problemas lo más temprano posible.
  • Someterse a exámenes físicos frecuentes y regulares, por ejemplo, exámenes de mama y mamografías.

Las mujeres que todavía tienen el útero (es decir, no han tenido cirugía para que se lo extirpen por alguna razón) deben tomar estrógenos combinados con progesterona para prevenir el cáncer del revestimiento del útero (cáncer del endometrio).

ALTERNATIVAS A LA HORMONOTERAPIA

Hay otros medicamentos que pueden ayudar con los cambios del estado de ánimo, los sofocos y otros síntomas. Estos medicamentos son, entre otros:

  • Antidepresivos tales como paroxetina (Paxil), venlafaxina (Effexor), bupropión (Wellbutrin) y fluoxetina (Prozac).
  • Un medicamento antihipertensivo llamado clonidina.
  • La gabapentina, un medicamento anticonvulsivo que también ayuda a reducir los sofocos.

CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA Y EN LA DIETA

Las medidas de estilo de vida que usted puede tomar para reducir los síntomas de la menopausia abarcan:

Cambios en la dieta:

  • Evite la cafeína, el alcohol y los alimentos condimentados.
  • Consuma alimentos de soya; la soya contiene estrógenos.
  • Consuma bastante calcio y vitamina D de alimentos y suplementos.

Ejercicio y técnicas de relajación:

  • Haga mucho ejercicio.
  • Haga los ejercicios de Kegel diariamente. Fortalecen los músculos de la vagina y la pelvis.
  • Practique respiraciones lentas y profundas cada vez que comience un sofoco. Trate de tomar 6 respiraciones por minuto.
  • Pruebe con yoga, tai chi o meditación.

Otros consejos

  • Vístase con ropa ligera y en capas.
  • Permanezca sexualmente activa.
  • Utilice lubricantes a base de agua o un humectante vaginal durante la relación sexual.
  • Acuda a un acupunturista.

Posibles complicaciones

Algunas mujeres presentan sangrado vaginal después de la menopausia, pero a menudo no es nada de qué preocuparse. Sin embargo, usted debe comentarle al médico si esto ocurre. Puede ser un signo temprano de otros problemas de salud, como el cáncer.

La disminución en los niveles de estrógeno ha sido asociada con algunos efectos secundarios a largo plazo, como:

  • Pérdida ósea y osteoporosis en algunas mujeres
  • Cambios en los niveles de colesterol y mayor riesgo de cardiopatía

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Está experimentando manchado de sangre entre periodos.
  • Ha tenido 12 meses consecutivos sin período y súbitamente el sangrado vaginal o el manchado comienza de nuevo (incluso si es una cantidad pequeña).

Prevención

La menopausia es una parte natural del desarrollo de una mujer y no es necesario prevenirla. Usted puede reducir el riesgo de problemas a largo plazo, como osteoporosis y cardiopatía, tomando las siguientes medidas:

  • Controle la presión arterial, el colesterol y otros factores de riesgo de cardiopatía.
  • NO fume, ya que el consumo de cigarrillo puede causar menopausia temprana.
  • Consuma una alimentación baja en grasa.
  • Haga ejercicio regularmente. Los ejercicios de resistencia ayudan a fortalecer los huesos y mejorar el equilibrio.
  • Si muestra signos iniciales de pérdida ósea o tiene un fuerte antecedente familiar de osteoporosis, hable con el médico acerca de los medicamentos que pueden ayudar a detener un debilitamiento óseo mayor.
  • Tome calcio y vitamina D.

Referencias

The 2012 hormone therapy position statement of the North American Menopause Society. Menopause. 2012;19(3):257-271.

Lobo R. Menopause and care of the mature woman. In: Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, Katz VL, eds. Comprehensive Gynecology. 6th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2012:chap 14.

American College of Obstetricians and Gynecologists Committee on Gynecologic Practice. ACOG Committee Opinion No. 420, November 2008: hormone therapy and heart disease. Obstet Gynecol. 2008;112:1189-1192.

Management of osteoporosis in postmenopausal women: 2010 position statement of the North American Menopause Society. Menopause. 2010;17:25-54.

Col NF, Fairfield KM, Ewan-Whyte C, Miller H. In the clinic. Menopause. Ann Intern Med. 2009;150:ITC4-1-ITC4-15.

Brunner RL, Aragaki A, Barnabei V, et al. Menopausal symptom experience before and after stopping estrogen therapy in the Women's Health Initiative randomized, placebo-controlled trial. Menopause. 2010;17:946-954.

Freeman EW, et al. Efficacy of escitalopram for hot flashes in healthy postmenopausal women. JAMA. 2011;305:267-274.


Actualizado: 8/5/2013
Versión en inglés revisada por: Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Bellevue, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
Print    Email