Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Información de la salud de búsqueda   

Cambios fibroquísticos en las mamas

Definición

Es una forma común de describir la presencia de dolor y protuberancias en las mamas.

Nombres alternativos

Enfermedad fibroquística de las mamas; Displasia mamaria; Mastopatía quística difusa; Enfermedad mamaria benigna; Cambios glandulares en las mamas

Causas

La causa exacta de esta afección no se conoce. Las hormonas producidas en los ovarios pueden hacer que los senos de una mujer se sientan hinchados, abultados o dolorosos antes o durante la menstruación cada mes. 

Hasta la mitad de las mujeres tienen este problema en algún momento de su vida. Es más común entre las edades de 20 y 45 años. Es poco frecuente en las mujeres después de la menopausia, a menos que estén tomando estrógenos.

Síntomas

En la mayoría de los casos, los síntomas mejoran después de la menopausia. Si toma píldoras anticonceptivas, puede tener menos síntomas; pero si está con hormonoterapia, puede tener más síntomas.

Los síntomas por lo general son peores inmediatamente antes del periodo menstrual y tienden a mejorar después de que éste empieza.

Los síntomas pueden abarcar:

  • Dolor o molestia en ambas mamas.
  • El dolor que comúnmente aparece y desaparece con el periodo, pero que puede durar todo el mes.
  • Las mamas se sienten llenas, hinchadas y pesadas.
  • Dolor y molestia bajo los brazos.
  • Mamas gruesas o con protuberancias.

Usted puede tener una protuberancia en la misma área de la mama que se vuelve más grande antes de cada ciclo menstrual y luego se encoge después de esto. Este tipo de protuberancia se desplaza si usted la empuja con los dedos y no se siente adherida ni pegada al tejido circundante. Además, es común en las mamas fibroquísticas.

Pruebas y exámenes

El médico la revisará, lo cual incluye hacerle un examen de las mamas. Coméntele al médico o al personal de enfermería si ha notado cualquier cambio en las mamas.

Si tiene más de 40 años, pregúntele al médico o al personal de enfermería cada cuánto debe hacerse una mamografía para buscar cáncer de mama. Para las mujeres menores de 35, se puede usar una ecografía de las mamas para observar con mayor atención el tejido mamario.

Se pueden necesitar exámenes adicionales si se encontró una protuberancia durante un examen de las mamas o el resultado de una mamografía fue anormal. Se pueden hacer otra mamografía y una ecografía de las mamas.

Tratamiento

Las mujeres que no tienen síntomas o tienen sólo síntomas leves no necesitan tratamiento. 

El médico puede recomendarle las siguientes medidas de cuidados personales: 

  • Tomar medicamentos de venta libre como paracetamol o ibuprofeno
  • Aplicar calor o hielo en la mama
  • Usar un sostén bien ajustado o deportivo

Algunas mujeres creen que consumir menos grasa, cafeína o chocolate les ayuda con sus síntomas, pero no existe ninguna evidencia de que estas medidas sirvan.

La vitamina E, la tiamina, el magnesio y el aceite de hierba del asno no son dañinos en la mayoría de los casos, pero los estudios no han mostrado que sirvan. Antes de tomar cualquier medicamento o suplemento, hable con su médico.

Para los síntomas más graves, el médico le puede recetar hormonas, como las píldoras anticonceptivas u otros medicamentos. Tome el medicamento exactamente como se le indica. No olvide informarle al médico si tiene efectos secundarios del medicamento.

Nunca se realiza una cirugía para tratar esta afección.

Expectativas (pronóstico)

Si las mamografías y los exámenes de las mamas son normales, no es necesario preocuparse por los síntomas. Los cambios fibroquísticos en las mamas no aumentan el riesgo de cáncer de mama. Los síntomas generalmente mejoran después de la menopausia.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Encuentra alguna protuberancia nueva o diferente durante su autoexamen de mamas.
  • Presenta una nueva secreción del pezón o cualquier secreción que sea sanguinolenta o transparente.
  • Tiene algún enrojecimiento o arrugamiento de la piel, o aplanamiento o hendidura del pezón.

Referencias

Miltenburg DM, Speights VO Jr. Benign breast disease. Obstet Gynecol Clin North Am. 2008;35:285-300.

Katz VL, Dotters D. Breast diseases: diagnosis and treatment of benign and malignant disease. In: Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, Katz VL, eds. Comprehensive Gynecology. 6th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Mosby; 2012:chap 15.


Actualizado: 11/15/2013
Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, General Surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
Print    Email