Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Regresar al inicioRegresar al inicio   Imprima Esta Página Print    Email a un amigo Email

Contractura isquémica de Volkmann

Definición

Es una deformidad de la mano, los dedos de la mano y la muñeca causada por una lesión a los músculos del antebrazo.

Nombres alternativos

Contractura isquémica

Causas

La contractura de Volkmann ocurre cuando hay falta de flujo sanguíneo (isquemia) al antebrazo. Esto generalmente se presenta cuando hay aumento de presión debido a una hinchazón, una afección que se denomina síndrome compartimental.

Una lesión en el brazo, incluso por aplastamiento o fractura, puede llevar a que se presente hinchazón que comprime los vasos sanguíneos y puede disminuir el flujo sanguíneo al brazo. Una disminución prolongada en el flujo de sangre ocasiona daño a los nervios y músculos, haciendo que se acorten y se vuelvan rígidos (cicatrización).

Cuando el músculo se acorta, tira de la articulación en el extremo del músculo, exactamente como lo haría si se contrajera normalmente, pero debido a que dicho músculo está rígido, la articulación permanece doblada y bloqueada. Esta afección se denomina contractura.

En la contractura de Volkmann, los músculos del antebrazo están gravemente lesionados. Esto lleva a deformidades por contracturas en los dedos de la mano, la mano y la muñeca.

Hay tres niveles de gravedad en la contractura de Volkmann:

  • Leve: contractura de dos o tres dedos únicamente sin o con poca pérdida de la sensibilidad.
  • Moderada: todos los dedos están doblados (flexionados) y el pulgar se pega a la palma de la mano; la muñeca se puede quedar pegada y bloqueada y generalmente hay algo de pérdida de sensibilidad en la mano.
  • Grave: todos los músculos en el antebrazo que flexionan y extienden la muñeca y los dedos están comprometidos. Se trata de una afección sumamente incapacitante.

La lesión que generalmente causa esta afección es una fractura de codo en los niños. Otras afecciones que pueden causar un incremento en la presión en el antebrazo son, entre otras:

  • Mordeduras de animales
  • Cualquier fractura del antebrazo
  • Trastornos hemorrágicos
  • Quemaduras
  • Ejercicio excesivo
  • Inyección de ciertos medicamentos en el antebrazo

Síntomas

El síntoma principal es el dolor que no mejora con el reposo o con analgésicos y que sigue empeorando con el tiempo. Si la presión continúa, habrá:

  • Disminución en la sensibilidad
  • Palidez de la piel
  • Debilidad

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico. Si usted padece el síndrome compartimental en el antebrazo, experimentará dolor intenso cuando el médico le mueva los dedos de la mano hacia arriba y hacia abajo. Es posible que el antebrazo esté muy hinchado y brillante. Igualmente, sentirá dolor cuando se le apriete el antebrazo.

El diagnóstico se puede confirmar con un examen que mide directamente la presión en el área, lo cual implica introducir una aguja en el área afectada. La aguja va pegada a un medidor de presión. Hay un nivel de presión específico que confirma el diagnóstico del síndrome compartimental.

Tratamiento

Si existe una fractura en el antebrazo o el codo, usted debe usar un cabestrillo o una férula para mantener el área inmovilizada y elevar el brazo por encima del nivel corazón. Esto ayuda a prevenir una lesión mayor e inflamación excesiva.

El mejor tratamiento es la cirugía temprana para liberar la presión en el antebrazo antes de que se presente cualquier lesión permanente en los músculos y los nervios. La cirugía para alargar y algunas veces transferir los músculos es necesaria para tratar de recuperar algo de funcionalidad en la mano. Sin embargo, la cirugía no es tan eficaz como el diagnóstico y tratamiento temprano.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico de una persona depende de la gravedad y etapa de la enfermedad en el momento en que se inicie el tratamiento.

Si la cirugía para aliviar la presión se realiza antes de que se presente un daño permanente, el desenlace clínico generalmente es excelente. Si hay presión alta en el antebrazo durante un período prolongado, se puede presentar daño permanente a los músculos y los nervios. Si un nervio permanece comprimido por un tiempo superior a 12 a 24 horas, por lo general resultará dañado en forma permanente.

Las personas con contracturas musculares leves que involucran sólo unos cuantos dedos tienen una mayor probabilidad de retornar al funcionamiento normal. Las personas que pierden el funcionamiento normal de todos los músculos que mueven los dedos de la mano y la muñeca necesitan una cirugía reconstructiva mayor y no tienen una recuperación completa.

Posibles complicaciones

Cuanto más severa sea la contractura, peor será el funcionamiento de la mano y la muñeca. En casos graves, la mano puede no trabajar del todo y uno puede tener una pérdida de la sensibilidad en el área.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si ha sufrido una lesión en el codo o el antebrazo y presenta hinchazón, entumecimiento y dolor continuo que siguen empeorando.

Referencias

Gulgonen A, Ozer K. Compartment syndrome. In: Wolfe SE, Hotchkiss RN, Pederson WC, Kozin SH, eds. Green's Operative Hand Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Churchill Livingston; 2012:chap 57.

Jobe MT. Compartment syndromes and Volkmann contracture. In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2012:chap 74.


Actualizado: 9/8/2014
Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com