Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Información de la salud de búsqueda   

Callos y callosidades

Definición

Son capas de piel engrosadas causadas por la repetitiva presión o fricción en el punto donde el callo o la callosidad se presenta. 

Nombres alternativos

Callosidades y callos

Causas

Los callos y las callosidades son causados por presión o fricción en la piel. Un callo es piel engrosada que se forma en la parte de arriba o en un lado de un dedo del pie, generalmente por el calzado que no ajusta bien. Una callosidad es piel engrosada en las manos o en las plantas de los pies.

El engrosamiento de la piel es una reacción protectora; por ejemplo, los granjeros o remeros tienen callosidades en las manos que impiden que desarrollen ampollas dolorosas. Las personas con juanetes con frecuencia desarrollan una callosidad en el juanete, debido al roce contra el zapato.

Ni los callos ni las callosidades son afecciones graves.

Síntomas

  • La piel está endurecida y gruesa.
  • La piel puede ser escamosa y seca.
  • Se encuentran áreas de piel gruesa y endurecida en las manos, los pies u otras zonas que pueden sufrir fricción o presión.
  • Las zonas afectadas pueden ser dolorosas y pueden sangrar.

Pruebas y exámenes

El médico hará el diagnóstico después de examinar la piel y en la mayoría de los casos no se requieren exámenes.

Tratamiento

Con frecuencia, prevenir la fricción es el único tratamiento que se necesita.

Para tratar los callos: 

  • Si un calzado que no ajusta bien los está causando, cambiarse a un calzado que ajuste mejor eliminará el problema la mayoría de las veces. 
  • Proteja la piel con parches para callos en forma de dona mientras esté sanado. Los puede comprar en la mayoría de las farmacias.
Para tratar las callosidades: 
  • Éstas a menudo ocurren por un exceso de presión que se ejerce sobre la piel debido a un problema subyacente como los juanetes o dedos en martillo. El tratamiento apropiado de cualquier afección subyacente debe prevenir la reaparición de estas callosidades.
  • El uso de guantes para proteger las manos durante las actividades que causen fricción, como la jardinería y el levantamiento de pesos, puede ayudar a prevenir las callosidades. 

Si se produce una infección o úlcera en un área de un callo o callosidad, es posible que el médico deba extirpar el tejido dañado y probablemente sea necesario tomar antibióticos.

Expectativas (pronóstico)

Los callos y callosidades rara vez son graves. Deben mejorar con el tratamiento apropiado y no causar problemas a largo plazo.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de los callos y callosidades son infrecuentes. Las personas con diabetes son propensas a úlceras e infecciones y deben examinar regularmente sus pies para identificar estos problemas de inmediato, ya que tales lesiones requieren atención médica.

Cuándo contactar a un profesional médico

Revise muy bien los pies si padece diabetes o entumecimiento en los pies o en los dedos.

De otro modo, el problema se puede resolver cambiando a un calzado que ajuste mejor o usando guantes.

Llame al médico:

  • Si es diabético y nota problemas en los pies.
  • Piensa que su callosidad o su callo no está mejorando con el tratamiento.
  • Presentan síntomas continuos de dolor, enrojecimiento, calor o secreción de la zona.

Referencias

Scardina RJ, Lee SM. Corns. In: Frontera, WR, Silver JK, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 2nd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2008:chap 79.

American Diabetes Association. Standard of Medical Care in Diabetes – 2013. Diabetes Care. 2013;36:S11-S66.


Actualizado: 4/16/2013
Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, Stephanie Slon, and Nissi Wang.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
Print    Email
Patient & Visitor Guide