Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Información de la salud de búsqueda   

Toxoplasmosis congénita

Definición

Es un grupo de síntomas que se presentan cuando un bebé no nato (feto) está infectado con el parásito toxoplasma gondii.

Causas

La infección por toxoplasmosis se le puede pasar a un feto si la madre resultó infectada durante el embarazo. La infección se propaga al feto a través de la placenta. La mayoría de las veces, la infección es leve en la madre. La mujer puede no ser consciente de que tiene el parásito. Sin embargo, la infección del feto puede ocasionar graves problemas. Los problemas son peores si la infección se produce a comienzos del embarazo.

Síntomas

Hasta la mitad de los fetos que resultan infectados con toxoplasmosis durante el embarazo nacen antes de tiempo (prematuramente). La infección puede causar daño a los ojos, el sistema nervioso, la piel y los oídos del bebé.

Con frecuencia, hay signos de infección en el bebé al nacer. Sin embargo, es posible que los bebés con infecciones más leves no tengan síntomas ni problemas durante meses o años después del nacimiento. Si no reciben tratamiento, la mayoría de los niños con esta infección desarrollan problemas en la adolescencia. Los problemas oculares son comunes.

Los síntomas pueden abarcar:

  • Esplenomegalia y hepatomegalia
  • Vómitos
  • Daño ocular a raíz de la inflamación de la retina u otras partes del ojo
  • Problemas de alimentación
  • Hipoacusia
  • Ictericia (piel amarilla)
  • Bajo peso al nacer (restricción del crecimiento intrauterino)
  • Erupción cutánea (puntos rojos diminutos o hematomas) en el nacimiento
  • Problemas de visión

El daño al cerebro y al sistema nervioso puede fluctuar de muy leve a grave y puede abarcar:

  • Convulsiones
  • Discapacidad intelectual

Pruebas y exámenes

El médico examinará al bebé. Éste puede tener:

  • Hepatomegalia o esplenomegalia
  • Piel amarilla (ictericia)
  • Inflamación de los ojos
  • Líquido en el cerebro (hidrocefalia)
  • Inflamación de la ganglios linfáticos (linfadenopatía)
  • Tamaño grande de la cabeza (macrocefalia) o tamaño más pequeño de lo normal (microcefalia)

Los exámenes que se pueden hacer durante el embarazo abarcan:

Después del nacimiento, al bebé se le pueden hacer los siguientes exámenes:

Tratamiento

La infección en la madre embarazada se puede tratar con espiramicina.

La infección fetal (diagnosticada durante el embarazo) se puede tratar con pirimetamina y sulfadiazina.

El tratamiento de los bebés con toxoplasmosis congénita casi siempre incluye pirimetamina, sulfadiazina y leucovorina durante un año. En algunas ocasiones, a los bebes también se les suministran esteroides si su visión está amenazada o si el nivel de proteínas en el líquido cefalorraquídeo es alto.

Expectativas (pronóstico)

El desenlace clínico depende de la magnitud de la enfermedad.

Posibles complicaciones

  • Hidrocefalia
  • Ceguera o incapacidad visual severa
  • Discapacidad intelectual severo u otros problemas neurológicos

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si está embarazada y cree que está en riesgo de infección. (Por ejemplo, la infección por toxoplasmosis se puede transmitir a partir de gatos si usted limpia la caja de desechos). Llame al médico si está embarazada y no ha recibido cuidados prenatales.

Prevención

A las mujeres gestantes o que estén planeando quedar embarazadas se les puede hacer un examen para determinar si corren el riesgo de una infección.

Las mujeres embarazadas que tienen gatos como mascotas pueden estar en mayor riesgo. Deben evitar el contacto con heces de gatos o elementos que pudieran estar contaminados por insectos expuestos a dichas heces (cucarachas, moscas, etc.).

Igualmente, cocine muy bien la carne y lávese las manos después de manipular carne cruda para evitar contraer el parásito.

Referencias

Petersen E. Toxoplasmosis. Semin Fetal Neonatal Med. 2007 Jun;12(3):214-23.

American Academy of Pediatrics. Toxoplasma gondii infections (toxoplasmosis). In: Red Book: 2012 Report of the Committee on Infectious Diseases, 29th, Pickering LK. (Ed), American Academy of Pediatrics, Elk Grove Village, Ill 2012. p.720.


Actualizado: 6/9/2013
Versión en inglés revisada por: Sameer Patel, MD, Assistant Professor of Pediatrics, Northwestern University, Feinberg School of Medicine, Chicago, Ill. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
Print    Email