Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Información de la salud de búsqueda   

Hantavirus

Definición

Es una enfermedad potencialmente mortal que se propaga a los humanos a partir de roedores y que tiene síntomas similares a la gripe.

Nombres alternativos

Síndrome pulmonar por hantavirus (virus hanta); Fiebre hemorrágica con síndrome renal

Causas

El hantavirus probablemente ha enfermado a las personas en los Estados Unidos durante años, pero no se había reconocido hasta hace poco.

En 1993, un brote mortal de la enfermedad respiratoria, que se presentó en una reserva indígena ubicada en el área conocida como Four Corners (límites de Utah, Colorado, Nuevo México y Arizona) en los Estados Unidos, llevó a los epidemiólogos al descubrimiento del hantavirus como la causa. Desde este descubrimiento, se ha informado de casos de la enfermedad por este virus en todos los estados occidentales y en muchos estados del este.

Los roedores, especialmente los ratones ciervo, son portadores del hantavirus, el cual está presente en la orina y en los excrementos. El virus no causa enfermedad en los animales portadores. Se piensa que los seres humanos resultan infectados cuando se exponen al polvo contaminado de los nidos o excrementos de los ratones.

La enfermedad no se transmite entre los seres humanos. Las personas pueden encontrar polvo contaminado al limpiar viviendas, barracas y otros recintos cerrados que han estado desocupados durante largo tiempo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos informaron que, en por lo menos 20 parques nacionales, se han encontrado roedores portadores del hantavirus y que posiblemente está diseminado en todos los parques.

Los epidemiólogos del CDC creen que los campistas y los excursionistas pueden tener una posibilidad mayor de contraer la enfermedad que la mayoría de las personas. Esto se debe a que ellos ubican sus tiendas en el suelo del bosque y ponen sus sacos de dormir en cabañas húmedas.

Sin embargo, hasta ahora, sólo un par de casos ha estado directamente relacionado con excursiones o actividades de campamento. La mayoría de las personas que están expuestas al virus han tenido contacto con los excrementos de los roedores en sus propias casas.

Síntomas

Los síntomas iniciales de la enfermedad por hantavirus son similares a los de la gripe y abarcan:

  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Dolores musculares

Las personas con hantavirus pueden comenzar a sentirse mejor durante un período de tiempo muy corto, pero al cabo de uno o dos días, pueden tener dificultad para respirar. La enfermedad empeora rápidamente. Los síntomas abarcan:

  • Tos seca
  • Sensación de indisposición (malestar general)
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Dificultad respiratoria

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico, el cual puede revelar:

Se pueden hacer los siguientes exámenes:

  • Exámenes de sangre en busca de signos del hantavirus
  • Hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC)
  • Grupo de pruebas metabólicas completas
  • Pruebas de la función renal y hepática
  • Radiografía de tórax

Tratamiento

Las personas con hantavirus son hospitalizadas, con frecuencia en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Los tratamientos abarcarán:

  • Oxígeno.
  • Tubo de respiración o un respirador en casos graves.
  • Un medicamento llamado ribavirina para tratar problemas relacionados con el riñón y reducir el riesgo de muerte.

No existe un tratamiento eficaz para la infección por hantavirus que compromete los pulmones.

Pronóstico

El hantavirus es una infección seria que empeora rápidamente. Se puede presentar insuficiencia pulmonar que puede llevar a la muerte. Incluso con tratamiento intensivo, más de la mitad de las personas que tienen esta enfermedad en los pulmones muere.

Posibles complicaciones

Las complicaciones del hantavirus pueden abarcar:

  • Insuficiencia renal
  • Insuficiencia cardiorrespiratoria

Estas complicaciones pueden llevar a la muerte.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si presenta síntomas seudogripales después de haber estado expuesto a la orina o a los excrementos (heces) de ratones, al igual que al polvo que pueda haber sido contaminado con las heces de estos animales.

Prevención

Evite la exposición a la orina y excrementos de roedores.

  • Cuando vaya de excursión o de campamento, ubique las tiendas en áreas donde no haya excrementos de roedores.
  • Evite el contacto con sus madrigueras.
  • Tome agua desinfectada.
  • Duerma en un piso cubierto y acolchado.
  • Mantenga la casa limpia. Limpie los lugares donde puedan hacer los roedores sus nidos y mantenga la cocina limpia.

Si usted tiene que trabajar en un área donde sea posible el contacto con orina o heces de roedores, tenga en cuenta estas recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos:

  1. Al abrir cabañas, barracas u otro tipo de construcciones que han estado deshabitadas, abra todas las ventanas y puertas, salga del lugar y permita que el espacio se airee durante 30 minutos.
  2. Regrese al lugar y asperje las superficies, tapetes y otras áreas con un desinfectante y luego salga del lugar durante otros 30 minutos.
  3. Asperje los nidos y excrementos de ratones con una solución de hipoclorito de sodio (blanqueador) al 10% o con un desinfectante similar, espere a que se asiente por 30 minutos, recoja todo el material con guantes de caucho y colóquelo en bolsas plásticas, séllelas y arrójelas al recipiente de la basura o a un incinerador. Elimine los guantes y los utensilios de limpieza de la misma manera.
  4. Lave todas las superficies duras potencialmente contaminadas con un blanqueador o con una solución desinfectante. Evite aspirar el lugar hasta cuando el área esté completamente descontaminada y luego aspire las primeras veces con suficiente ventilación. Las mascarillas quirúrgicas pueden brindar algo de protección.

Referencias

Brausch DG. Viral hemorrhagic fevers. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2011:chap 389.

Bell M. Viral hemorrhagic fevers. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Goldman's Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2007:chap 404.

Peters CJ. California encephalitis, hantavirus pulmonary syndrome, and bunyavirid hemorrhagic fevers. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Douglas and Bennett's Principles and Practice of Infectious Disease. 7th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2009:chap 166.


Actualizado: 1/29/2013
Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, Stephanie Slon, and Nissi Wang.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
Print    Email
Patient & Visitor Guide