Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Información de la salud de búsqueda   

Trastornos circulatorios vertebrobasilares

Definición

Son afecciones en las cuales se encuentra interrumpido el riego sanguíneo a la parte posterior del cerebro.

Nombres alternativos

Insuficiencia vertebrobasilar; Isquemia de circulación posterior

Causas

Tres vasos sanguíneos principales le suministran circulación a la parte posterior del cerebro:

  • Una arteria basilar
  • Dos arterias vertebrales

Esta parte del cerebro contiene estructuras que son cruciales para mantener a una persona viva, como la respiración, la frecuencia cardíaca, la deglución, la visión, el movimiento y la postura o el equilibrio.

Muchas afecciones diferentes pueden provocar la reducción o interrupción del flujo sanguíneo en la parte posterior del cerebro. Las  más comunes son: el tabaquismo, la hipertensión arterial, la diabetes y los niveles de colesterol altos. Son similares a los riesgos para cualquier accidente cerebrovascular

Los trastornos vasculares vertebrobasilares también pueden ser provocados por una ruptura (disección) en una pared arterial.

Entre otras causas menos comunes de los trastornos vasculares vertebrobasilares están las enfermedades del tejido conectivo y la vasculitis.

Síntomas

Los síntomas más comunes pueden abarcar:

  • Dificultad para decir palabras
  • Dificultad para deglutir
  • Visión doble o pérdida de la visión
  • Entumecimiento u hormigueo casi siempre en la cara o el cuero cabelludo
  • Mala articulación del lenguaje
  • Caídas repentinas (ataques por caídas)
  • Vértigo (sensación de que las cosas giran alrededor)
  • Pérdida de la memoria
Otros síntomas que se pueden presentar abarcan:

Pruebas y exámenes

Los exámenes dependen de la posible causa subyacente, pero pueden ser:

Tratamiento

La aparición súbita de síntomas vertebrobasilares es una urgencia médica que requiere tratamiento inmediato. El tratamiento es similar al de un accidente cerebrovascular.

El tratamiento y la prevención pueden abarcar: 

  • Anticoagulantes para disminuir el riesgo de accidente cerebrovascular como ácido acetilsalicílico (aspirin), warfarina (Coumadin) o clopidogrel (Plavix)
  • Cambios en la alimentación y medicación para bajar el colesterol y controlar la presión arterial
  • Ejercicio
  • Bajar de peso
  • Dejar de fumar

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende de:

  • El tipo de accidente cerebrovascular 
  • La magnitud del daño cerebral 
  • Qué funciones corporales resultaron afectadas 
  • La rapidez con la que recibe tratamiento 
  • La rapidez con la que se recupera
Cada persona tiene un tiempo de recuperación y necesidad de atención a largo plazo diferente. Los problemas para moverse, pensar y hablar con frecuencia mejoran en las primeras semanas o meses después de un accidente cerebrovascular. Algunas personas seguirán mejorando meses o años después de un accidente cerebrovascular.      

Posibles complicaciones

Las complicaciones de los trastornos circulatorios vertebrobasilares son el accidente cerebrovascular y sus complicaciones, como:

  • Insuficiencia respiratoria que puede requerir el uso de una máquina para ayudar al paciente a respirar
  • Problemas pulmonares, especialmente infecciones del pulmón
  • Ataque cardíaco
  • Deshidratación y problemas de deglución, que algunas veces originan la necesidad de colocar tubos en el estómago para brindar una alimentación artificial
  • Problemas con el movimiento y con la sensibilidad, que incluyen parálisis y entumecimiento
  • Formación de coágulos en las piernas

Es posible que los pacientes presenten pérdida de la visión en un ojo.

También pueden presentarse complicaciones ocasionadas por los medicamentos o por la cirugía.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al 911 (en los Estados Unidos) o al número local de emergencias o acuda a la sala de urgencias si tiene cualquier síntoma que pueda sugerir la presencia de un trastorno circulatorio vertebrobasilar.

Referencias

Furie KL, Kasner SE, Adams RJ, et al. Guidelines for the prevention of stroke in patients with stroke or transient ischemic attack: a guideline for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke. 2011;42:227-276.

Goldstein LB, Bushnell CD, Adams RJ, et al. Guidelines for the primary prevention of stroke: a guideline for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke. 2011;42:517-584. 

Adams RJ, Albers G, Alberts MJ, Benavente O, Furie K, Goldstein LB, et al. Update to the AHA/ASA recommendations for the prevention of stroke in patients with stroke and transient ischemic attack. Stroke. 2008 May;39(5):1647-52. Epub 2008 Mar 5.

Biller J, Love BB, Schneck MJ. Vascular Diseases of the Nervous System. In: Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, eds. Neurology in Clinical Practice. 5th ed. Philadelphia, Pa: Butterworth-Heinemann; 2008:chap 55.


Actualizado: 8/29/2012
Versión en inglés revisada por: Luc Jasmin, MD, PhD, Department of Neurosurgery at Cedars-Sinai Medical Center, Los Angeles, and Department of Anatomy at UCSF, San Francisco, CA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
Print    Email
Patient & Visitor Guide