Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Regresar al inicioRegresar al inicio   Imprima Esta Página Print    Email a un amigo Email

Sarampión

Definición

Es una enfermedad muy contagiosa (se propaga fácilmente) causada por un virus.

Causas

El sarampión se propaga por contacto con gotitas provenientes de la nariz, la boca o la garganta de una persona infectada. El estornudo y la tos pueden lanzar gotitas contaminadas al aire.

Si una persona tiene sarampión, el 90% de las personas que entran en contacto con esa persona obtendrá el sarampión, a menos que estén protegidos.

Las personas que tuvieron sarampión o que han sido vacunados contra el sarampión están protegidos de la enfermedad. La vacunación funciona tan bien que en 2000, el sarampión habían sido eliminados en los Estados Unidos. Sin embargo, las personas no vacunadas que viajan a otros países donde el sarampión es común han traído la enfermedad de regreso a Estados Unidos. Esto ha llevado a los recientes brotes de sarampión en grupos de personas que no están vacunadas.

Algunos padres no permiten que sus hijos sean vacunados. Esto es debido a temores infundados de que la vacuna triple vírica, que protege contra el sarampión, las paperas y la rubéola, puede causar autismo. Los padres y los cuidadores deben saber que:

  • Los grandes estudios realizados en miles de niños no han encontrado conexión entre esta o cualquier vacuna y el autismo.
  • Comentarios por las principales organizaciones de salud en los Estados Unidos, Gran Bretaña, y en otros lugares de todo no encontró ninguna relación entre la vacuna triple vírica y el autismo.
  • El estudio que había informado primero un riesgo de autismo de esta vacuna ha demostrado ser fraudulenta.

El brote de sarampión más reciente comenzó en Disneyland Resort en California. Del 1 de enero y 3 de abril de 2015, se han reportado 162 personas de 19 estados y Distrito de Columbia para tener el sarampión:

  • Arizona
  • California
  • Colorado
  • Delaware
  • District of Columbia
  • Florida
  • Georgia
  • Illinois
  • Michigan
  • Minnesota
  • Nebraska
  • New Jersey
  • New York
  • Nevada
  • Oklahoma
  • Pennsylvania
  • South Dakota
  • Texas
  • Utah
  • Washington

Síntomas

Los síntomas generalmente comienzan de 8 a 12 días después de la exposición al virus, lo que se denomina período de incubación.

La erupción cutánea a menudo es el síntoma principal que:

  • Aparece generalmente de 3 a 5 días después de los primeros signos de la enfermedad.
  • Puede durar de 4 a 7 días.
  • Por lo regular empieza en la cabeza y se extiende a otras zonas, desplazándose cuerpo abajo.
  • Puede aparecer como zonas planas y decoloradas (máculas) o zonas sólidas, rojas y levantadas (pápulas) que después se juntan
  • Produce prurito o picazón.

Otros síntomas pueden ser:

Pruebas y exámenes

  • Serología para el sarampión
  • Cultivo viral (rara vez se hace)

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para el sarampión.

Lo síntomas se pueden aliviar con lo siguiente:

  • Paracetamol (Tylenol)
  • Reposo en cama
  • Vaporizaciones

Algunos niños pueden necesitar suplementos de vitamina A, que reduce el riesgo de muerte y complicaciones en los niños que no reciben suficiente cantidad de dicha vitamina.

Expectativas (pronóstico)

Aquellas personas que no presentan complicaciones, como la neumonía, tienen un buen pronóstico.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de la infección del sarampión pueden abarcar:

Cuándo contactar a un profesional medico

Consulte con el médico si usted o su hijo tienen síntomas de sarampión.

Prevención

Hacerse vacunar es una forma muy efectiva de prevenir el sarampión. Las personas que no reciben la vacuna o que no la han recibido completa están en alto riesgo de contraer la enfermedad.

Tomar inmunoglobulina sérica dentro de los 6 días posteriores a la exposición al virus puede reducir el riesgo de desarrollar el sarampión o hacer que la enfermedad sea menos intensa.

Referencias

Gershon AA. Measles virus (rubeola). In: Bennett JE, Dolin R, Mandell GL, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 162.

Mason WH. Measles. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW III, et al., eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 238.


Actualizado: 8/30/2014
Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Editorial update: 04/23/2015. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com