Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Regresar al inicioRegresar al inicio   Imprima Esta Página Print    Email a un amigo Email

Conjuntivitis neonatal

Definición

Es la hinchazón (inflamación) o infección del tejido que recubre los párpados en un recién nacido.

Nombres alternativos

Conjuntivitis del recién nacido; Conjuntivitis del neonato; Oftalmía neonatal

Causas

La conjuntivitis neonatal casi siempre es causada por:

  • Un conducto lacrimal obstruido.
  • Infección por bacterias o virus o por irritación producida por gotas oftálmicas antibióticas que contienen nitrato de plata (estas gotas ya casi no se emplean).

Una forma más leve de conjuntivitis neonatal puede ser causada por bacterias que normalmente viven en la vagina de una mujer. La infección causada por otras bacterias o virus puede ser muy seria.

  • Las bacterias más comunes que pueden causar daño ocular grave son la gonorrea y la clamidia, las cuales pueden pasar de la madre al niño durante el nacimiento.
  • Los virus que causan el herpes genital y oral también se le pueden transmitir al bebé durante el nacimiento. Estos pueden ocasionar daño ocular grave. Las infecciones oculares por herpes son menos comunes que las causadas por gonorrea y clamidia.

La madre puede estar sin síntomas al momento del parto, pero aun puede portar bacterias o virus que pueden causar este problema.

Síntomas

Los bebés recién nacidos infectados presentan una secreción de los ojos entre el primer día y las dos semanas después del nacimiento.

Los párpados se tornan hinchados, rojos y sensibles.

Puede haber una secreción acuosa, sanguinolenta, espesa y purulenta proveniente de los ojos del bebé.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen oftalmológico en el bebé. Si el ojo no parece normal, se pueden hacer los siguientes exámenes.

  • Cultivo de la secreción del ojo para buscar bacterias o virus
  • Examen con lámpara de hendidura para buscar daño a la superficie del globo ocular

Tratamiento

La irritación ocular causada por las gotas oftálmicas administradas al nacer debe desaparecer de manera espontánea.

En caso de un conducto lacrimal obstruido, un masaje caliente suave entre el ojo y el área nasal puede ayudar. Esto generalmente se intenta antes de comenzar los antibióticos. Se puede necesitar cirugía si un conducto lacrimal obstruido no se ha destapado cuando el niño cumple un año de edad.

Los antibióticos a menudo se necesitan para las infecciones oculares causadas por bacterias. También se pueden emplear gotas y ungüentos oftálmicos. Las gotas oftálmicas con solución hidrosalina se pueden utilizar para remover la secreción amarilla y espesa

Los ungüentos o gotas oftálmicas antivirales especiales se utilizan para las infecciones herpéticas del ojo.

Expectativas (pronóstico)

El diagnóstico y tratamiento rápidos generalmente llevan a buenos desenlaces clínicos.

Posibles complicaciones


  • Ceguera
  • Inflamación del iris
  • Perforación o cicatriz en la córnea, la estructura transparente que está sobre la parte coloreada del ojo (el iris)

Cuándo contactar a un profesional médico

Hable con el médico si usted ha dado a luz (o espera dar a luz) a un bebé en un lugar en donde las gotas antibióticas o de nitrato de plata no se le aplican a los ojos de los bebés de manera rutinaria. Un ejemplo sería tener un parto en el hogar sin supervisión. Esto es muy importante si usted tiene o está en riesgo de sufrir alguna enfermedad de transmisión sexual.

Prevención

Las mujeres embarazadas deben recibir tratamiento para enfermedades de transmisión sexual con el fin de prevenir la conjuntivitis causada por estas infecciones en el recién nacido.

Poner gotas oftálmicas en los ojos de todos los bebés en la sala de partos inmediatamente después de su nacimiento puede ayudar a prevenir muchas infecciones. (La mayoría de los estados en los Estados Unidos tienen leyes que exigen este tratamiento).

Se recomienda practicar una cesárea cuando una madre presenta lesiones herpéticas activas en el momento del parto para prevenir una enfermedad grave en el bebé.

Referencias

Olitsky SE, Hug D, Plummer LS, Stass-Isern M. Disorders of the conjunctiva. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2011:chap 618.

Rubenstein JB,Tannan A. Conjunctivitis: infectious and noninfectious. In: Yanoff M, Duker JS, eds. Ophthalmology. 4th ed. St. Louis, MO: Mosby Elsevier; 2013:chap 4.6.


Actualizado: 12/4/2013
Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com