Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Información de la salud de búsqueda   

Cardiopatía y dieta

Definición

Una dieta saludable es un factor importante para reducir el riesgo de cardiopatía.

Nombres alternativos

Dieta y enfermedad del corazón

Funciones

Una dieta y un estilo de vida saludables pueden reducir el riesgo de cardiopatía, ataques cardíacos y accidente cerebrovascular. Las afecciones que pueden llevar a cardiopatía, como el colesterol alto, la hipertensión arterial, la obesidad y la diabetes tipo 2 pueden estar todas influenciadas por la dieta y el estilo de vida. Lo mismo es válido para la osteoporosis y algunas formas de cáncer.

Recomendaciones

FRUTAS Y VERDURAS

La mayoría de las frutas y las verduras son parte de una dieta saludable y son buenas fuentes de fibra, vitaminas y minerales. La mayoría de ellas son bajas en grasa, calorías, sodio y colesterol.

Consuma cinco o más porciones de frutas y verduras por día.

GRANOS

Consuma panes bajos en grasa, cereales, pastas, arroz, galletas y productos con almidones (como guisantes, papas o patatas, maíz, zapallo y habas). Estos alimentos tienen alto contenido de vitaminas del complejo B, hierro y fibra; al igual que bajo contenido de grasa y colesterol.

Escoja alimentos de granos integrales (como pan, cereal, galletas y pasta) para al menos la mitad de su ingesta diaria de granos. Los productos a base de granos suministran fibra, vitaminas, minerales y carbohidratos complejos. El consumo de demasiados granos, especialmente alimentos de granos refinados (como pan blanco, pasta y productos horneados) puede causar aumento de peso. 

Evite los productos horneados ricos en grasa, como panecillos de mantequilla, galletas de queso, croissants y salsas en crema para pasta. 

CONSUMO DE PROTEÍNA SALUDABLE

La carne de res, la carne de ave, los frutos de mar, los guisantes secos, las lentejas, las nueces y los huevos se consideran buenas fuentes de proteína, vitaminas del complejo B, hierro y otras vitaminas y minerales.

  • Evite las proteínas ricas en grasa. Esto incluye carnes como pato, ganso, los cortes de primera calidad de carnes con alto contenido de grasa, las vísceras como el riñón y el hígado y los alimentos preparados, como las salchichas, los perros calientes y las carnes para embutidos con alto contenido de grasa.
  • Los adultos no deben comer más de 5 a 6 onzas de carne magra de res, aves y pescado diariamente. Una porción de estos alimentos debe tener el tamaño aproximado de un paquete de cartas puesto sobre el plato.
  • Recorte toda la grasa visible antes de cocinar la carne.
  • Consuma dos porciones de pescado a la semana.
  • Cocine al vapor, hirviendo, horneando, asando a la parrilla y utilizando el microondas, en lugar de freír con abundante grasa.
  • Para la entrada principal, utilice menos carne o alimentos sin carne, algunas veces por semana. Utilice cantidades más pequeñas de carne para reducir el contenido total de grasa de la comida.
  • Utilice pavo o pollo sin piel, pescado o carne roja magra para disminuir la cantidad de grasa saturada en la dieta. 
  • No consuma más de 3 o 4 yemas de huevo por semana, contando los huevos que se usan para cocinar.
  • Consuma menos vísceras (como el hígado) y mariscos (como el camarón y la langosta).

Los productos lácteos y la leche son buenas fuentes de proteína, calcio, vitaminas del complejo B niacina y riboflavina, y vitaminas A y D. Use leche descremada o leche al 1%. Los quesos, el yogur y la mantequilla deben ser bajos en grasa o libres de ella.

GRASAS, ACEITES Y COLESTEROL

Algunos tipos de grasa son más saludables que otros. Una dieta alta en grasas saturadas y grasa trans causa acumulación de colesterol en las arterias (vasos sanguíneos). Esto lo pone a uno en riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y otros problemas de salud mayores. Evite o reduzca los alimentos que sean ricos en estas grasas. Las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas que provienen de fuentes vegetales tienen muchos beneficios para la salud.

  • Reduzca la ingesta de grasa total al 25 - 35% del total de calorías diarias. Mantenga las grasas saturadas a sólo el 10% de las calorías diarias totales.
  • Los alimentos con muchas grasas saturadas son los productos animales tales como la mantequilla, el queso, la leche entera, el helado, la crema ácida, la manteca de cerdo y las carnes grasas como el tocino.
  • Algunos aceites vegetales (aceites de coco, palma y palmiste) también contienen grasas saturadas. Estas grasas son sólidas a temperatura ambiente.
  • No utilice más de 5 a 8 cucharaditas de grasa o aceite por día para preparar ensaladas, cocinar y hornear.
  • Coma menos de 300 mg de colesterol alimentario cada día. (Una yema del huevo contiene un promedio de 184 mg de colesterol).

Piense acerca de lo siguiente al escoger una margarina:

  • Escoja la margarina suave (blanda o líquida) sobre las formas de margarina en barra.
  • Escoja las margarinas con aceite vegetal líquido como el primer ingrediente. Mejor aún, escoja margarinas "bajas en calorías" (light) que ponen en lista el agua como el primer ingrediente. Éstas son incluso más bajas en grasa saturada.

Los ácidos grasos trans son grasas malsanas que se forman cuando el aceite vegetal se endurece en un proceso llamado hidrogenación. Con frecuencia, se emplean para mantener los alimentos frescos durante mucho tiempo y para cocinar en restaurantes de comida rápida.

  • Las grasas trans pueden elevar los niveles de colesterol LDL ("malo") en la sangre y también pueden bajar los niveles de colesterol HDL ("bueno").
  • Para evitar las grasas trans, aléjese de los alimentos fritos, los productos comerciales horneados (roscas, bizcochos y galletas), los alimentos procesados y las margarinas duras.

OTRAS SUGERENCIAS PARA MANTENER EL CORAZÓN SALUDABLE

Hablar acerca de sus opciones en la alimentación con un nutricionista certificado le puede resultar útil. La Asociación Estadounidense del Corazón (American Heart Association) es un buen recurso para obtener información sobre las cardiopatías. Balancee el número de calorías que consume con el número que gasta cada día para mantener un peso corporal saludable. Usted puede pedirle a un nutricionista o a un médico que le ayude a calcular un buen número de calorías para usted.

Reduzca la ingesta de alimentos ricos en calorías o poco nutritivos, incluyendo alimentos como bebidas gaseosas y dulces que contengan mucho azúcar.

Coma menos de 2,300 mg de sal por día (aproximadamente una cucharadita de sal al día). Consuma menos sal reduciendo la cantidad que le agrega a los alimentos al comer. También reduzca los alimentos preparados a los cuales se les ha agregado sal, tales como las sopas y verduras enlatadas, las carnes curadas y algunas comidas congeladas. Siempre verifique las etiquetas sobre información nutricional para conocer el contenido de sodio por porción.

Haga ejercicio regularmente. Por ejemplo, camine durante al menos 30 minutos por día, en bloques de 10 minutos o por más tiempo.

Reduzca la cantidad de alcohol que consume. Las mujeres no deben tomar más de un trago de bebida alcohólica por día, mientras que los hombres no deben tomar más de dos tragos cada día.

Referencias

Heimburger DC . Nutrition's interface with health and disease. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 220.

Mosca L, Banka CL, Benjamin EJ, Berra K, Bushnell C, Dolor RJ, et al. Evidence-based guidelines for cardiovascular disease prevention in women: 2007 update. Circulation. 2007;115:1481-1501.

Mozaffarian D. Nutrition and cardiovascular disease. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald’s Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 48.

U.S. Department of Agriculture and U.S. Department of Health and Human Services. Dietary Guidelines for Americans, 2010. 7th Edition, Washington, DC: U.S. Government Printing Office, December 2010.


Actualizado: 7/16/2013
Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
Print    Email
Patient & Visitor Guide