Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Regresar al inicioRegresar al inicio   Imprima Esta Página Print    Email a un amigo Email

Intoxicación con tabletas de Clinitest

Definición:

Esta intoxicación se presenta por la ingestión de tabletas utilizadas para evaluar la cantidad de azúcar (glucosa) sanguíneo que se encuentra en la orina de una persona. 

Los médicos solían utilizar estas tabletas para determinar qué tan bien estaba una persona controlando una diabetes. Estas tabletas rara vez se emplean hoy en día. No están formuladas para tragarlas, pero podrían tomarse por accidente, ya que parecen una píldora recetada.

Esto es únicamente para información y no para el uso en el tratamiento o manejo de una exposición real a tóxicos. Si usted experimenta una exposición, debe llamar al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) o al Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center) a la línea 1-800-222-1222.



Nombres alternativos:

Intoxicación con reactivo para prueba de azúcar en la orina; Intoxicación con el reactivo de Benedict



Elemento tóxico:
  • Sulfato de cobre
  • Ácido cítrico
  • Hidróxido de sodio
  • Carbonato de sodio


Dónde se encuentra:

Los ingredientes tóxicos se encuentran en las tabletas de Clinitest.

Nota: es posible que esta lista no los incluya a todos.



Síntomas:
  • Sangre en la orina
  • Dolor urente y ardor en boca y garganta
  • Desmayo
  • Convulsiones
  • Diarrea, que puede ser aguada o sanguinolenta
  • Presión arterial baja
  • Ausencia de gasto urinario
  • Dolor al defecar (al paso de las heces)
  • Dolor abdominal intenso
  • Inflamación de la garganta que causa dificultad para respirar
  • Vómitos


Cuidados en el hogar:

Este tipo de intoxicación requiere de asistencia médica inmediata.

No le provoque el vómito a la persona afectada (puede hacerlo espontáneamente).

Si el químico entró en contacto con la piel o los ojos, enjuague con abundante agua durante al menos 15 minutos.

Si el químico fue ingerido, suminístrele a la persona agua o jugo de naranja inmediatamente. NO le dé agua si el paciente está vomitando o presenta una disminución en su lucidez mental.



Antes de llamar a emergencias:

Determine la siguiente información:

  • Edad, peso y estado del paciente
  • Nombre del producto (con sus ingredientes y concentración, si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida


Centro de Toxicología:

Se puede llamar al Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center) al 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. No tiene que ser necesariamente una emergencia; puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Ver: Número de emergencia del Centro de Toxicología



Lo que se puede esperar en la sala de urgencias:

El médico medirá y vigilará los signos vitales del paciente, que incluyen la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. El paciente puede recibir:

  • Lavado adicional de los ojos
  • Soporte respiratorio, por ejemplo, un tubo de respiración y un respirador (ventilador)
  • Broncoscopia: cámara a través de la garganta para observar las quemaduras en las vías respiratorias y en los pulmones
  • Radiografía de tórax para buscar evidencia de escape de aire hacia el tejido que rodea el corazón y los pulmones
  • Endoscopia: cámara a través de la garganta para observar las quemaduras en el esófago y en el estómago
  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Medicamentos para tratar el dolor intenso y neutralizar el desequilibrio acidobásico y electrolítico (químicos corporales)


Expectativas (pronóstico):

Su pronóstico depende de la cantidad de tóxico ingerido y de la prontitud con que se reciba el tratamiento. Cuanto más rápido se reciba la ayuda médica, mayor será la probabilidad de recuperación.

Es posible que se presente daño extenso en la boca, la garganta, los ojos, los pulmones, el esófago, la nariz y el estómago. El pronóstico final depende del grado o magnitud de este daño, el cual continúa ocurriendo en el esófago y el estómago durante varias semanas después de haber ingerido el tóxico. Asimismo, es posible que se presente la muerte.



Referencias:

Wax PM, Yarema M. Corrosives. In: Shannon MW, Borron SW, Burns MJ, eds. Haddad and Winchester's Clinical Management of Poisoning and Drug Overdose. 4th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2007:chap 98.

Wax PM, Young A.Caustics. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al., eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2013:chap 153.




Fecha de revisión: 1/18/2014
Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.
adam.com