Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Regresar al inicioRegresar al inicio   Imprima Esta Página Print    Email a un amigo Email

Tomografía computarizada de una colecistitis
Tomografía computarizada de una colecistitis


Colangiograma de una colecistitis
Colangiograma de una colecistitis


Colecistolitiasis
Colecistolitiasis


Vesícula biliar
Vesícula biliar


Colecistectomía - Serie
Colecistectomía - Serie


Extirpación abierta de la vesícula biliar

Definición:

La extirpación abierta de la vesícula biliar es la cirugía para extirpar la vesícula biliar a través de un corte grande en el abdomen.



Nombres alternativos:

Colecistectomía abierta



Descripción:

La cirugía se hace mientras usted está bajo anestesia general , así que usted estará dormido y no sentirá dolor. Para llevar a cabo la cirugía:

  • El cirujano hace una incisión de 5 a 7 pulgadas (13 a 18 cm aprox.) en la parte superior derecha del abdomen, justo debajo de las costillas.
  • La zona se abre de manera que el cirujano pueda observar la vesícula biliar y separarla de otros órganos.
  • El cirujano cortará el conducto biliar y los vasos sanguíneos que llevan a la vesícula biliar.
  • La vesícula biliar se levanta suavemente y se extrae del cuerpo.

Durante la cirugía, se puede tomar una radiografía llamada colangiografía . Para hacer este examen, se inyecta tinte dentro del conducto colédoco y se toma una radiografía. El tinte ayuda a encontrar cálculos que pueden estar por fuera de la vesícula. También ayuda a identificar ramificaciones del conducto. Si se encuentran otros cálculos, el cirujano puede extraerlos con un instrumento especial.

La cirugía dura aproximadamente una hora.



Por qué se realiza el procedimiento:

La cirugía de extirpación de la vesícula biliar se puede necesitar si usted tiene dolor u otros síntomas a raíz de los cálculos biliares. También puede necesitar la cirugía si su vesícula biliar no está funcionando normalmente.

Usted puede tener algunos o todos estos síntomas:

La forma más común de extraer la vesícula biliar es usando un instrumento médico llamado laparoscopio (colecistectomía laparoscópica). La cirugía abierta de la vesícula se utiliza cuando la cirugía laparoscópica no puede realizarse de manera segura. En algunos casos, el cirujano debe cambiar a una cirugía abierta si la cirugía laparoscópica no puede continuar exitosamente.

Otras razones para extirpar la vesícula por medio de una cirugía abierta son:

  • Sangrado inesperado durante la operación
  • Obesidad
  • Pancreatitis (inflamación del páncreas)
  • Embarazo (tercer trimestre)
  • Problemas hepáticos graves
  • Haberse sometido a cirugías anteriores en la misma zona del vientre


Riesgos:

Los riesgos de la anestesia son:

Los riesgos de la cirugía de la vesícula biliar son:

  • Sangrado
  • Infección
  • Lesión al conducto colédoco
  • Lesión al intestino delgado o al intestino grueso
  • Pancreatitis 


Antes del procedimiento:

El médico puede pedirle que se haga estos exámenes médicos antes de la cirugía:

Coméntele al médico o al personal de enfermería:

  • Si está o podría estar embarazada.
  • Qué fármacos, vitaminas y otros suplementos está tomando, incluso los que haya comprado sin receta.

Durante la semana antes de su cirugía:

  • Se le puede solicitar que deje de tomar aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin), vitamina E, warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que lo ponga en mayor riesgo de sangrar durante la cirugía.
  • Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • El médico o el personal de enfermería le dirán a qué hora debe llegar al hospital.

En el día de la cirugía:

  • No coma ni beba nada después de la medianoche la noche antes de la cirugía.
  • Tome los fármacos que el médico le recomendó con un pequeño sorbo de agua.
  • Tome una ducha la noche anterior o en la mañana del día de la cirugía.

Prepare su casa para cualquier problema que pudiera tener para movilizarse después de la cirugía.



Después del procedimiento:

Usted puede permanecer en el hospital de tres a cinco días después de la extirpación abierta de la vesícula biliar. Durante ese tiempo:

  • Se le pedirá respirar dentro de un dispositivo llamado espirómetro de incentivo. Esto ayuda a mantener los pulmones funcionando bien para que no contraiga neumonía.
  • El personal de enfermería le ayudará a sentarse en la cama, colgar las piernas sobre el lado y luego pararse y empezar a caminar.
  • Al principio, recibirá líquidos en la vena a través de una vía intravenosa (IV). Poco después se le pedirá que empiece a tomar líquidos y a comer alimentos.
  • Usted podrá ducharse mientras aún está en el hospital.
  • Le pueden solicitar que se ponga medias de compresión en las piernas para ayudar a prevenir la formación de un coágulo de sangre. Estas medias también ayudan a mantener la sangre circulando bien.

Si hubo problemas durante la cirugía o si usted presenta sangrado, mucho dolor o fiebre, es posible que deba quedarse por más tiempo en el hospital. El médico o el personal de enfermería le dirán cómo debe cuidarse cuando salga del hospital.



Expectativas (pronóstico):

La mayoría de los pacientes se recuperan rápidamente y tienen buenos resultados a raíz de este procedimiento.



Referencias:

Glasgow RE, Mulvihill SJ. Treatment of gallstone disease: In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease Pathophysiology/Diagnosis/Management. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2010:chap 66.

Gurusamy KS. Surgical treatment of gallstones. Gastroenterol Clin North Am. 2010;39:229-244.

Jackson PG, Evans SRT. Biliary system. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 55.




Fecha de revisión: 7/30/2014
Versión en inglés revisada por: John A. Daller, MD, PhD, Department of Surgery, University of Arkansas for Medical Services, Little Rock, AR. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.
adam.com