Finger Lakes Health
Health Information (Spanish)
Online Services

Health Information (Spanish)

Regresar al inicioRegresar al inicio   Imprima Esta Página Print    Email a un amigo Email

Ecoencefalograma de cabeza y ojo
Ecoencefalograma de cabeza y ojo


Ecografía ocular y orbitaria

Definición:

Una ecografía ocular y orbitaria es un examen para observar la zona de los ojos. También mide el tamaño y estructura del ojo.



Nombres alternativos:

Ecografía de la órbita del ojo; Ultrasonido de la órbita del ojo; Ultrasonografía ocular; Ultrasonografía orbitaria



Forma en que se realiza el examen:

El examen a menudo se realiza en el consultorio del oftalmólogo o en la sala de oftalmología de un hospital o clínica.

Se insensibiliza el ojo con un medicamento (gotas anestésicas). El transductor de ultrasonido se coloca contra la superficie frontal del ojo.

En la ecografía, se emplean ondas sonoras de alta frecuencia que viajan a través del ojo y los reflejos (ecos) de dichas ondas forman una imagen de la estructura ocular. El examen tarda alrededor de 15 minutos.

Existen dos tipos de ecografías: unidimensional y bidimensional.

Para la ecografía unidimensional:

  • Usted normalmente se sienta en una silla, coloca la barbilla sobre un apoyamentón y mira directamente hacia adelante.
  • Se coloca una pequeña sonda contra la parte frontal del ojo.
  • El examen también se puede hacer estando usted recostado. Con este método, se coloca una copa llena de líquido contra el ojo para hacer el examen.

Para una ecografía bidimensional:

  • Usted estará sentado y le pueden solicitar que mire en muchas direcciones. Este examen normalmente se hace con los ojos cerrados.
  • Se coloca un gel sobre la piel de los párpados. La sonda de la ecografía bidimensional se coloca suavemente contra los párpados para hacer el examen.


Preparación para el examen:

No se necesita ninguna preparación especial para este examen.



Lo que se siente durante el examen:

El ojo se insensibiliza, por lo que usted no siente ningún tipo de molestia. Le pueden solicitar que mire en diferentes direcciones para mejorar la imagen de la ecografía o de manera que se puedan visualizar diferentes zonas del ojo.

El gel empleado con la ecografía bidimensional puede correr por las mejillas, pero no se sentirá ningún dolor ni molestia.



Razones por las que se realiza el examen:

Usted puede necesitar este examen si tiene cataratas u otros problemas oculares.

Una ecografía unidimensional mide el ojo para determinar la potencia apropiada de un implante de lente antes de una cirugía de cataratas .

La ecografía bidimensional se hace para examinar la parte interna del ojo o el espacio por detrás de este que no se puede observar directamente. Esto puede ocurrir cuando usted tiene cataratas u otras afecciones que le dificulten al médico observar la parte posterior del ojo. El examen puede ayudar a diagnosticar un desprendimiento de retina , tumores u otros trastornos.



Resultados normales:

Para la ecografía unidimensional, las mediciones del ojo están en el rango normal.

Para la ecografía bidimensional, las estructuras del ojo y de la órbita aparecen normales.



Significado de los resultados anormales:

Una ecografía bidimensional puede mostrar:

  • Sangrado en el gel transparente (vítreo) que llena la parte posterior del ojo (hemorragia vítrea).
  • Cáncer de la retina (retinoblastoma ), por debajo de la retina o en otras partes del ojo (como un melanoma ).
  • Daño o lesiones tisulares en la cavidad ósea (órbita) que rodea y protege el ojo.
  • Cuerpos extraños.
  • Separación de la retina de la parte posterior del ojo (desprendimiento de retina ).
  • Hinchazón (inflamación).


Riesgos:

El ojo anestesiado no se debe frotar hasta cuando haya pasado el efecto de la anestesia (alrededor de 15 minutos), para evitar rayar la córnea. Por lo demás, no existen otros riesgos.



Referencias:

Coleman DJ, Silverman RH, Lloyd HO, Daly S. Evaluation of the posterior chamber, vitreous and retina with ultrasound. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane's Ophthalmology. 2013 ed. Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins; 2013:vol 3, chap 3.

Fisher YL, Klancnik Jr JM, Rodriguez-Coleman H, et al. Contact B-scan ultrasonography In: Yanoff M, Duker JS, eds. Ophthalmology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 6.5.

Fisher YL, Nogueira F, Salles D. Diagnostic ophthalmic ultrasonography. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane's Ophthalmology. 2013 ed. Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins; 2013:vol 2, chap 108.

Thurst SC, Miszkiel K, Davagnanam I. The orbit. In: Adam A, Dixon AK, Gillard JH, Schaefer-Prokop CM, eds. Grainger & Allison's Diagnostic Radiology: A Textbook of Medical Imaging. 6th ed. New York, NY: Churchill Livingstone; 2014:chap 66.




Fecha de revisión: 2/23/2015
Versión en inglés revisada por: Franklin W. Lusby, MD, ophthalmologist, Lusby Vision Institute, La Jolla, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.
adam.com